Este sitio emplea cookies de Google para analizar el tráfico. Google recibe información sobre tu uso de este sitio web. Si utilizas este sitio web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies.

Zona Pro

El mejor año de Sergio García

Óscar Díaz | 22 de julio de 2014

Declaraba el pasado jueves Sergio García, después finalizar la primera jornada del Open Championship, que probablemente llevara desde 2008 sin sentirse tan feliz y con una mentalidad tan positiva. Aquel año Sergio García firmó una temporada deslumbrante en la que se anotó tres títulos (The Players, Castelló Masters y HSBC Champions), rozó el triunfo en los playoffs de la FedEx Cup, alcanzó el número 2 del ranking mundial y no le faltó mucho para adelantar al entonces inabordable Tiger Woods que llevaba de baja desde después del US Open de Torrey Pines, su última victoria en un major. Sin duda, un historial espectacular.

Aunque la felicidad de la que hablaba Sergio (que podría ser la conjunción de ilusión, actitud y paciencia que está demostrando) es como los “intangibles” del baloncesto, un elemento fundamental pero difícilmente mensurable, podemos recurrir a las frías cifras para ver si esa sintonía se ve reflejada en sus resultados. También habrá quien conceda el mérito justo a las estadísticas (como esas bonitas cifras macroeconómicas que lucen poco en los bolsillos de los contribuyentes), pero los números, en ocasiones, ofrecen una lectura desapasionada y quirúrgica de la realidad.

Empezamos con una carga de profundidad para que se valoren los méritos del jugador de Borriol. De los 34 años que figuran en su carné, García lleva 15 años y 18 días en el top 100 del mundo de manera consecutiva, concretamente desde el 4 de julio de 1999.

Si nos centramos en los datos de este año, Sergio García tiene la mejor media de golpes del PGA Tour (con algo menos de 69 por vuelta en la versión «ajustada» y 69,61 en la versión real) y es segundo detrás de Adam Scott en el All Around Ranking, una estadística que suma la clasificación de los jugadores en las tablas de mejor media de golpes, mejor media de putts, más eagles, más birdies, recuperaciones desde la arena, greens en regulación, distancia con el drive y precisión con el drive. Es decir, un corte en sección de las cifras más importantes del golf.

Además, es el cuarto en la clasificación de top tens logrados (7 en 11, y además es primero en el porcentaje de top tens por torneo disputado), pese a que los líderes de esta clasificación llevan muchas más pruebas disputadas (18 Kuchar, 21 Walker y 23 English). Además, es cuarto en la cifra de porcentaje de ganancias con un 21,72% (un valor que mide el dinero que ha ganado un jugador al compararlo el máximo que podría haber ganado; Sergio lleva ya 3.426.179 $ de 15.773.787 $ potenciales) y es el tercero en dinero ganado por torneo en el PGA Tour con 311.470 $ por prueba.

A lo anterior hay que sumar la quinta plaza en el ranking mundial, la tercera en la Race to Dubai y muchos otros logros que sería dificultoso enumerar.

Pero, ¿qué tal sale retratado Sergio cuando se compara su rendimiento con el de los demás miembros de la élite del golf? Para ello podemos tomar como referencia una curiosa estadística elaborada por Jamie Kennedy, colaborador de la web de Back9Network: el “porcentaje de victorias”. Según nos cuenta en el artículo en que presentó esta información, el “porcentaje de victorias” tiene en cuenta a cuántos jugadores supera un jugador en un torneo determinado. Por ejemplo, si tomamos como referencia el rendimiento de Sergio García en el Open, el español ha competido contra 155 jugadores (los 156 del plantel menos él mismo) y su resultado ha sido 153-1-1, ya que ha ganado a 153 jugadores, ha empatado con uno y ha perdido con otro. Por lo tanto, su porcentaje de “victorias” habría sido del 98,71%. Sin duda se trata de un dato interesante, aunque no tiene en cuenta la fortaleza del plantel (no es lo mismo ganar a 120 adversarios en el Open de Villabotijos de Abajo que superar a 90 rivales en el Open Championship, por ejemplo, aunque se obtenga un mejor resultado con el primer torneo). No obstante, si tenemos en cuenta que los mejores siempre suelen competir en los torneos más importantes, el valor que ofrece es significativo.

Según las cifras actualizadas que nos ofrece después del Open Championship, los mejores del año en porcentaje de victorias serían los siguientes:

1. Adam Scott 87,2%
2. Rory McIlroy 86,5%
3. Sergio García 85,2%
4. Jim Furyk 83,3%
5. Graeme McDowell 81,1%
6. Jordan Spieth 80,2%
7. Justin Rose 78,7%
8. Dustin Johnson 78,4%
9. Matt Kuchar 77,0%

Combinemos esta clasificación con el ranking mundial de este año, teniendo en cuenta únicamente los resultados desde enero hasta esta misma semana (que nos ofrece @vc606 en su cuenta de Twitter y que también puede consultarse en la web del OWGR).

1. Rory McIlroy 287,4 puntos
2. Bubba Watson 263,6
3. Martin Kaymer 209,5
4. Sergio García 206,1
5. Rickie Fowler 182,7
6. Jordan Spieth 182,6
7. Justin Rose 182,5
8. Matt Kuchar 180,5
9. Jim Furyk 169,2
10. Adam Scott 162,3

Como puede verse, Sergio es cuarto (el primero de los que no ha ganado un major este año), un dato elocuente que habla de su rendimiento medio. Para los morbosos hay que decir que Phil Mickelson está en la quincuagésimo novena plaza contando solo los torneos de este año y Tiger Woods está fuera del top 200.

Está claro que, miremos donde miremos, Sergio García ocupa un lugar de privilegio y se disputa los primeros puestos de todas las clasificaciones estadísticas con los mejores del mundo. Pero, ¿cómo sale parado este 2014 si lo comparamos con su 2008, año que el de Borriol considera el mejor de su carrera?

Como hemos dicho antes, en 2008 Sergio logró tres triunfos (The Players, Castelló Masters y HSBC Champions), fue segundo en el PGA Championship, luchó por el título de los playoffs de la FedEx Cup (quedó segundo en The Barclays y el Tour Championship y quinto en el Deutsche Bank) y también acabó cuarto en el Volvo Masters, entre otros resultados destacados.

Aquel año Sergio García sumó 408,11 puntos en todos los torneos del año, una cifra espectacular que le acercó al número 1 de Tiger Woods, pero a estas alturas de la temporada, después del Open Británico, solo llevaba 156,20. ¿Queréis saber cuántos acumula hasta ahora en 2014? Nada más y nada menos que 206,13, un 32% más que en 2008.

Aunque la segunda mitad del año 2008 fue deslumbrante, el ritmo del castellonense este año y, sobre todo, la combinación de regularidad, gran juego y actitud nos permite ser optimistas de cara a las próximas citas. Hasta el momento, y eso ya no nos lo quita nadie, estamos teniendo la suerte de disfrutar de la mejor temporada de Sergio García.

Deja un comentario

Si estás registrado, la publicación de tus comentarios será instantánea. Asegúrate de escribir correctamente tanto tu nombre de usuario como la dirección de correo electrónico que incluiste durante el registro.
Si no estás registrado, tus comentarios quedarán pendientes de moderación. Regístrate aquí.

Comentario: