Este sitio emplea cookies de Google para analizar el tráfico. Google recibe información sobre tu uso de este sitio web. Si utilizas este sitio web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies.

Zona Pro

Crónica de una muerte anunciada: el Seve Trophy no se jugará

Alfonso Martínez | 04 de junio de 2013

Con un escueto “pas de Vivendi Seve Trophy cette année” (no hay Vivendi Seve Trophy este año) la prensa gala ha recogido entre susurros la cancelación definitiva del último vínculo del European Tour con la figura que le permitió elevar el listón del golf profesional a este lado del Atlántico.

José María Olazábal ya pidió a principios del pasado mes de mayo un último esfuerzo a las grandes figuras continentales para evitar la desaparición de un torneo creado a mayor gloria de Seve Ballesteros, responsable de la explosión de júbilo vivida en Valderrama en 1997, cuando un equipo liderado por el gran genio de Pedreña se sobrepuso al papel de favoritísimo del combinado estadounidense, con un incipiente Tiger Woods ya en sus filas, para ratificar la querencia europea por la copa de las cien guineas del vendedor de semillas Samuel L. Ryder.

En un amargo grito publicado en los principales medios anglosajones, el doble campeón del Masters de Augusta arengaba a sus pupilos del Milagro de Medinah para que fueran generosos en sus calendarios profesionales y no dejaran caer la alternativa bienal a la Presidents Cup del PGA Tour. “Sería una desgracia que perdiéramos este torneo”, “me encantaría que los principales golfistas se implicaran, su apoyo ayudaría a los patrocinadores, televisiones y lo convertiría en un mayor espectáculo”, fueron las palabras que resonaron en la Telegraph Sport británica.

Sin embargo, si las sombras de incertidumbre con la que los rectores del European Tour despachaban cualquier interrogante acerca del futuro del torneo no hacían más que alimentar el pesimismo, el hecho de que con la mitad de la temporada continental completada no se hubieran hecho públicos ni los criterios de selección de los equipos, ni la identidad de sus capitanes y ni se supiera la sede que debiera albergar la competición constituían señales de peso para la crónica de una muerte To Be Announced (TBA, en inglés, sufijo que todavía acompaña al torneo en la página web del circuito).

Para terminar con cualquier atisbo de esperanza, basta con teclear vivendisevetrophy.com para darse de bruces con un “the requested domain name has been suspended”, mientras que la versión “sin patrocinador”, sevetrophy.com, está caducado y bloqueado. Y ahora, qué. Dónde están las palabras vacías de las bocas desagradecidas del golf continental. Dónde está el compromiso de unos golfistas apesebrados con miles de dólares que no son capaces ni de dedicar una semana de sus solicitadas agendas para un torneo que para más inri este año coincidiría con la Presidents Cup, fiesta del golf internacional donde no se espera ni se consiente una sola renuncia por parte de los mejores espadas norteamericanos y no europeos.

Diferencias con la familia Ballesteros al margen, lo cierto es que la renovación emprendida por el European Tour con la presentación del calendario internacional para 2013, con nueva fecha alejada del gran final de la FedEx Cup del PGA Tour y su inclusión dentro de las trece apariciones que todo golfista tiene que realizar para conservar la tarjeta, no han conseguido salvar de la agonía a un Seve Trophy en estado catatónico desde que en 2007 no se les ocurriera mejor idea que hacerlo coincidir con una de las ferias agrícolas más populares del condado de Laois y sin un solo jugador irlandés en sus filas, con la consiguiente espantada del capital privado (Ford) y público de la Oficina de Turismo de Irlanda.

Tras el espejismo de 2009 y 2011, con el revival de un Golf de Saint Nom la Breteche dispuesto a recuperar el aroma del desaparecido Trophée Lancome, el gigante de las telecomunicaciones francés, Vivendi, ha decidido cerrar el grifo de pérdidas ante los continuos desplantes de los mejores golfistas continentales. Una nueva muestra de la pérdida de identidad de un European Tour que continua con su huida hacia adelante…

2 comentarios a “Crónica de una muerte anunciada: el Seve Trophy no se jugará”

  1. El 16 de agosto de 2013 fastos ha dicho:

    Estaría bien que actualizaseis la notucia, pues sí hay Seve Trophy.

  2. El 16 de agosto de 2013 Óscar Díaz ha dicho:

    Estimado amigo:

    El pasado día 14 de agosto publicamos este artículo acerca de la continuidad del Seve Trophy y el nombramiento de José María Olazábal y Sam Torrance como capitanes de los equipos.

    http://www.cronicagolf.com/olazabal-y-torrance-capitanes-de-un-resucitado-seve-trophy/

    Un abrazo

    Óscar Díaz

Deja un comentario

Si estás registrado, la publicación de tus comentarios será instantánea. Asegúrate de escribir correctamente tanto tu nombre de usuario como la dirección de correo electrónico que incluiste durante el registro.
Si no estás registrado, tus comentarios quedarán pendientes de moderación. Regístrate aquí.

Comentario: