Este sitio emplea cookies de Google para analizar el tráfico. Google recibe información sobre tu uso de este sitio web. Si utilizas este sitio web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies.

Zona Pro

¿Comienza la guerra psicológica? Rory augura un año complicado para Spieth

Redacción | 26 de diciembre de 2015

Sabíamos de la querencia de ciertos jugadores como Tiger Woods y Phil Mickelson para acompañar sus innegables capacidades en el campo con el uso de ciertas tácticas desestabilizadoras fuera del campo, echando mano de declaraciones más o menos sutiles dirigidas a ciertos rivales que amenazaban su statu quo. En estas Navidades, parece que Rory McIlroy se apunta a esta tendencia y en una entrevista concedida a James Corrigan, del periódico The Telegraph, augura un año muy complicado para Jordan Spieth durante 2016. Ya sea por cuestión estratégica o no, las cifras respaldan las afirmaciones del norirlandés.

Después de un 2015 mágico en el que texano se adjudicó dos majors y luchó por el título en los otros dos, las estadísticas no ayudan a las aspiraciones de Spieth en 2016. De las 31 veces previas en las que un jugador ha ganado dos grandes en una temporada, en solo once ese mismo jugador pudo anotarse un “salmón” al año siguiente y solo una vez (Tiger Woods en 2005) logró dos triunfos en majors.

“Será completamente diferente para Jordan. Si te fijas en las estadísticas al año siguiente de quienes han tenido una temporada con dos majors… cuesta estar a la misma altura. Es así”, declaraba McIlroy, que logró dos victorias en el Open Championship y el PGA Championship de 2014 y se quedó a cero en los majors de 2015. “Se generan tantas expectativas, eres el centro de atención de todos… Y la presión que te metes tú mismo, ya que tus expectativas son muy elevadas”.

McIlroy afronta la nueva temporada después de finalizar la anterior de la mejor manera posible al ganar la final del European Tour en Dubai y hacerse con la orden de mérito por segundo año consecutivo. Además de su reciente compromiso con Erica Stoll, el de Holywood también se sometió a una operación correctora en la vista similar a la que Tiger Woods llevó a cabo en 1999. Por supuesto, sus objetivos principales son cerrar el Grand Slam de su carrera en Augusta y recuperar el número uno del mundoi.

“Muchos de mis objetivos serán similares a los que me planteé el año pasado. Evidentemente, Augusta es importante y jugaré dos torneos más antes. Quiero coger bien el ritmo y que no parezca que estoy a principio de temporada, sino que ya estoy rodado”. De hecho, este año Rory McIlroy jugará por primera vez el Northern Trust Open y el Masters será su octavo torneo del año, un calendario bastante más poblado que el del año anterior.

Luego, el calendario volverá a apretarse a causa del hueco que hay que abrir para los Juegos Olímpicos. McIlroy, aun así, tiene claras las diferencias del golf con respecto a otros deportes olímpicos.

“Jamás pensé que tendría la oportunidad de ser atleta olímpico. Ir a Río y participar será una experiencia increíble, pero no será como los demás atletas que disfrutarán de las tres semanas. Nosotros llegaremos y nos iremos en una”, declaraba McIlroy. “Y para la mayoría de los deportistas es la culminación de cuatro años de trabajo duro. Pero para nosotros llegan después de los majors. La gente lo compara con el tenis y estoy seguro de que si el golf se mantiene en los Juegos ganará importancia para nuestro deporte. Hace falta tiempo para que evolucione”.

Deja un comentario

Si estás registrado, la publicación de tus comentarios será instantánea. Asegúrate de escribir correctamente tanto tu nombre de usuario como la dirección de correo electrónico que incluiste durante el registro.
Si no estás registrado, tus comentarios quedarán pendientes de moderación. Regístrate aquí.

Comentario: