Este sitio emplea cookies de Google para analizar el tráfico. Google recibe información sobre tu uso de este sitio web. Si utilizas este sitio web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies.

Zona Pro

Álvaro Quirós se reivindica como jugador completo en el Open de España

Óscar Díaz | 16 de mayo de 2014

Si el turno de mañana del segundo día del Open de España 2014 se convertía en una improvisada reivindicación del jugador con buen toque y habilidad a la hora de mover la bola, la jornada vespertina servía para desmontar uno de los tópicos más asentados del golf español (que a estas alturas ya debería estar más que derribado) y dejaba claro que Álvaro Quirós es un golfista que escapa a perfiles y etiquetas.

Tras su planta de bombardero se esconde una finura que no suele acompañar a los que basan su juego en la potencia. Quirós le pega, eso es innegable, pero cuenta con un arsenal polivalente que le permite salir bien parado en todo tipo de compromisos y recorridos. Ahí están sus victorias en campos variopintos, desde el desierto de Dubái al exigente Real Club de Golf de Sevilla, y sus buenas actuaciones en diseños que no le terminan de entrar por los ojos y que supuestamente no encajan en el estereotipo. Porque ese estereotipo, esa imagen prefabricada que nos hemos formado, tiene poco que ver con la realidad de un golfista que estuvo en la élite y que trata de volver a ella por la vía rápida después de un largo periodo de sequía provocada por diversos percances físicos.

Los 67 golpes del viernes de Álvaro Quirós se convertían en la segunda mejor tarjeta del día en el recorrido Stadium del PGA Catalunya Resort, un campo que se sigue defendiendo con la dureza de su rough y la firmeza de sus greens.

«No es un campo para pegadores. En el hoyo 15 salí con un hierro 3 y llegué al tubo, después di un hierro 6. Está claro que si en un par 5 no sales con el drive, no es de pegadores pero es un gran campo, te hace pensar y te pone en tu sitio. Está más difícil de lo normal, los greenes están muy exigentes, pero es una buena criba, se ve quién tiene toque y quién no», explicaba el español.

El putt le funcionó, anduvo preciso en las salidas y, como siempre, contó a su lado con ese elemento contemporizador y optimista que es Raúl Quirós, pareja golfística de hecho del golfista de Guadiaro, caddie y clave para mantener la calma en los momentos complicados.

«Estoy jugando más tranquilo en el campo, lo cual no significa que no piense en el resultado, porque la cabra siempre tira al monte, pero soy capaz de dominarlo con más facilidad. Ahora me centro simplemente en jugar golpe a golpe, como el Cholo, que va partido a partido», declaraba Quirós. «Raúl Quirós, mi caddie, me está ayudando mucho a quitarle hierro al asunto. Pase lo que pase está de buen humor y eso me ayuda mucho a no obsesionarme con el resultado».

De momento, Quirós es quinto a tres golpes del líder y el mejor de los 17 españoles que superaban el exigente corte de este Open de España que al final se ha subido a un casi inédito +4 esta temporada en el European Tour. Solo el NH Collection Open y el Masters han tenido un listón tan alto (o tan bajo, según se mire), una referencia que deja patente la dureza del recorrido gironí.

La otra gran baza española del turno de tarde era Sergio García, que empezaba en segundo lugar y terminaba pidiendo la hora y buscando la casa club, aunque sus recursos le permitían acabar por debajo del par en el acumulado y en la décima posición.

«Hoy me ha costado coordinar, y cuando te metes en esa dinámica en un campo tan difícil, intentas pelear, buscar algo que te ayude a llevar la bola donde quieres. Creo que he aguantado bastante bien, perfectamente podía haber hecho 77 y casi irme a casa. He peleado y terminar bajo par en el total me satisface aunque no esté contento con cómo le he dado a la bola», declaraba el de Borriol.

Como después del primer día, al final son cuatro los españoles que acaban en el top ten del torneo (Quirós, Jiménez, García Pinto y Jiménez) y con lo apretada que está la clasificación cualquiera de los 17 golfistas de nuestro país que ha superado el corte tiene opciones de luchar por el título.

Encabeza el torneo Thomas Pieters, campeón individual de la NCAA (la liga universitaria estadounidense) en 2012 y fichaje de campanillas de Callaway esta temporada. El joven valor belga iniciaba con mucho movimiento la vuelta desde el hoyo 10, pero terminaba con un arreón final espectacular de cinco birdies en los nueve últimos hoyos para adelantarse por un golpe a Luiten y Pepperell, referencias del turno matinal.

Resultados completos

Deja un comentario

Si estás registrado, la publicación de tus comentarios será instantánea. Asegúrate de escribir correctamente tanto tu nombre de usuario como la dirección de correo electrónico que incluiste durante el registro.
Si no estás registrado, tus comentarios quedarán pendientes de moderación. Regístrate aquí.

Comentario: