Este sitio emplea cookies de Google para analizar el tráfico. Google recibe información sobre tu uso de este sitio web. Si utilizas este sitio web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies.

Zona Pro

Jiménez aguanta el tirón en un exigente Open de España

Óscar Díaz | 16 de mayo de 2014

Hay que saber mover la bola. Parece una perogrullada en el golf de alto nivel, pero se ha convertido en una obligación en este Open de España 2014 celebrado en el PGA Catalunya Resort. Escasea el margen para los jugadores monodimensionales, mientras que los golfistas capaces de manipular a su antojo el vuelo de su esférico compañero de fatigas tienen mucho ganado.

Por supuesto, hay que tomarse con la debida prudencia la generalización anterior, porque la suerte, el estado de forma o las circunstancias anexas tienen mucho que decir en este voluble deporte, pero creo que nos entendemos… Y no hace falta más que echar un vistazo a la zona alta de la clasificación para encontrar ciertos nombres que asociamos a un golpeo de bola exquisito: Luiten, Molinari, Jiménez… Todos ellos se manejan bien en campos exigentes como el PGA Catalunya Resort, en los que prima la colocación y el entorno de las cuidadas calles es territorio hostil.

De ahí que el resultado más bajo después de dos jornadas sea un escaso -5, compartido esta vez por el holandés Joost Luiten y el joven inglés Eddie Pepperell, líder de la primera jornada, con un golpe de ventaja sobre Francesco Molinari, uno de los favoritos después de su gran rendimiento de las últimas semanas. Los tres elogiaban el recorrido gironí, pero eran plenamente conscientes de las dificultades que plantea.

«Es un campo de golf duro y exigente, y -5 después de dos rondas está muy bien», resumía Luiten. «Si el viento salta por la tarde, a ver dónde acaba el liderato al final del día, pero estoy en buena posición de cara al fin de semana».

Entre los españoles, algunas de nuestras primeras figuras sufrían los rigores del campo, pero Jiménez conseguía salir bien parado del trance pese a exhibir un juego más irregular que en la primera jornada («ramplón», en sus palabras) y estar algo errático en los tiros a green. Con oficio alrededor de los greens y un par de recuperaciones milagrosas, el de Churriana terminaba con +1 en el día y -2 en el acumulado, el mejor de los españoles del turno de mañana.

«He jugado ramplón y no las he dejado cerca. Lo bueno es que estamos en la pelea, a tres golpes de los líderes y queda mucha tela que cortar. Mañana destaparemos el bote las esencias y que se preparen, que viene El Picha echándoles el aliento en el cogote», explicaba gráficamente el de Churriana.

Por detrás, el local Jordi García Pinto se topaba con una generosa ración de dificultades y con dos bogeys a última hora, pero conseguía finalizar bajo par como segundo mejor español en la tabla.

«El campo está exigente, los greenes rápidos, a 12, y es difícil meter putts. Si fallas calle es complicado ir a green porque el rough está denso y alto, mi amigo el greenkeeper ha hecho un buen trabajo… eso explica que no haya resultados muy bajos aunque las condiciones de tiempo sean buenas», declaraba García Pinto, líder de ganancias del Challenge Tour y autor de cuatro top ten consecutivos en sus últimos torneos.

Entre el resto de los españoles, Rafa Cabrera-Bello perdía el margen que con tanto trabajo se ganó durante la primera vuelta y terminaba al par en el acumulado (+3 en el día); Adrián Otaegui y Carlos Pigem alcanzaban al grancanario con ese mismo resultado; Eduardo de la Riva aguantaba el +1 de la jornada inicial; Campillo terminaba con +2 y Elvira con +3, un resultado que le servirá para estar el fin de semana.

Resultados completos

Deja un comentario

Si estás registrado, la publicación de tus comentarios será instantánea. Asegúrate de escribir correctamente tanto tu nombre de usuario como la dirección de correo electrónico que incluiste durante el registro.
Si no estás registrado, tus comentarios quedarán pendientes de moderación. Regístrate aquí.

Comentario: