Un drive de más de cuatrocientos metros

Enrique Soto | 29 de abril de 2013

Cuando un jugador es capaz de superar los trescientos metros de distancia con el driver solemos pensar que es un gran pegador, pero, ¿y si supera los cuatrocientos? Es lo que hizo Louis Oosthuizen en la segunda jornada del Ballantine’s Championship, que se disputaba en Corea de Sur la semana pasada. El sudafricano falló por la derecha su golpe de salida en un par 5 de 533 metros y su bola comenzó a botar por el camino de los buggies.

El vídeo que os adjuntamos dura más de dos minutos y solo aparece la bola de Oosthuizen dando botes hasta pararse a unos  cuatrocientos sesenta metros del tee. Es lo que tiene el tener caminos asfaltados con bordillos. ¿Lo mejor de todo? Que Louis no consiguió sacar el birdie. Eso sí, ahí va el drive más largo del año.

Deja un comentario

Si estás registrado, la publicación de tus comentarios será instantánea. Asegúrate de escribir correctamente tanto tu nombre de usuario como la dirección de correo electrónico que incluiste durante el registro.
Si no estás registrado, tus comentarios quedarán pendientes de moderación. Regístrate aquí.

Comentario: