Este sitio emplea cookies de Google para analizar el tráfico. Google recibe información sobre tu uso de este sitio web. Si utilizas este sitio web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies.

Zona Pro

Thorbjorn Olesen resucita en la cuna del golf

Redacción | 04 de octubre de 2015

Thorbjorn Olesen, con el trofeo del Alfred Dunhill Links Championship (foto de Getty Images)

Mejor guion, imposible. El Old Course de St. Andrews es el escenario ideal para volver al primer plano golfístico, y justamente allí se ha reivindicado Thorbjorn Olesen como una de las mayores promesas del golf europeo, después de un año lleno de tribulaciones por culpa de una complicada lesión en el primer trimestre. Después de la desconexión, al danés le ha costado volver a recuperar el nivel exhibido durante las últimas temporadas, pero borra de un plumazo todas las dudas con este triunfo en el Alfred Dunhill Links Championship que, además, le coloca en la primera posición de la clasificación provisional para la Ryder.

Hubo incertidumbre al principio de su vuelta, ya que Olesen arrancaba con birdie pero cedía tres golpes en los dos hoyos siguientes para abrir la puerta a sus perseguidores. Sin embargo, el “oso del trueno” (pues esa es la traducción literal de su nombre) rugió al reaccionar con dos birdies consecutivos que equilibraban su tarjeta que le permitía volver a tomar cierta distancia y olvidarse de las ansiedades iniciales.

Por detrás hubo lucha a muchas bandas y fueron protagonistas, sobre todo, los estadounidenses Brooks Koepka y Chris Stroud y el inglés Chris Wood, autor de la mejor vuelta del día. Florian Fritsch, segundo tras 54 hoyos, claudicaba y terminaba en una concurrida decimonovena plaza, y a Bernd Wiesberger tampoco le alcanzaba con su 66 final.

En el tramo final, Olesen anotaba un birdie salvador en el 15 para conseguir algo más de margen y solo Koepka, quizá con ganas de reivindicarse después de ser olvidado por Jay Haas para la próxima Presidents Cup, amenazaba la primacía de un danés que jugó con tranquilidad los tres últimos hoyos y se anotó un título que le devuelve el protagonismo que había perdido.

“Ha sido un año muy duro y estar aquí con el trofeo es increíble. Ganar en estros tres campos de golf y acabar en St. Andrews es una sensación maravillosa”, declaraba un emocionado Olesen.

Por desgracia, no fue el día de los dos españoles que habían superado el corte. Alejandro Cañizares cayó hasta la cuadragésimo tercera posición con su +3 en el día y Adrián Otaegui descendía hasta la cuadragésimo octava, una clasificación que no le sirve para meterse entre los 110 mejores de la lista de ganancias.

Resultados completos

Deja un comentario

Si estás registrado, la publicación de tus comentarios será instantánea. Asegúrate de escribir correctamente tanto tu nombre de usuario como la dirección de correo electrónico que incluiste durante el registro.
Si no estás registrado, tus comentarios quedarán pendientes de moderación. Regístrate aquí.

Comentario: