Este sitio emplea cookies de Google para analizar el tráfico. Google recibe información sobre tu uso de este sitio web. Si utilizas este sitio web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies.

Zona Pro

Sergio da el primer paso y Quirós una zancada

Redacción | 08 de abril de 2011

Logo MastersDos españoles en el top ten de Augusta en la primera jornada es más de lo que podíamos esperar cuando arrancó ayer el Masters en Georgia. Que uno de ellos, Álvaro Quirós, comparta el liderato con otro europeo de postín, Rory McIlroy, nos amplía la sonrisa.

McIlroy mostró su mejor cara en un campo impecable y firmó una tarjeta sin un solo pero: 7 birdies y sanseacabó. El norirlandés ya se ha encontrado en esta situación cuando arrasó en la primera vuelta del Open Británico del año pasado (también siete bajo par, aunque con 63 en lugar de los 65 de Augusta), para luego enfrentarse a la dura realidad de un St. Andrews que sacó los dientes en la segunda jornada. Hoy seguro que se acordará de aquella experiencia y afrontará la segunda vueltas con más garantías. Es la primera vez que McIlroy baja de 70 después de tres apariciones en Augusta, dato significativo que habla de su madurez… y calcado al de nuestro mejor representante, Álvaro Quirós.

Además de igualar su tarjeta y bajar de 70 por primera vez, el de Guadiaro también estuvo a punto de igualar la impecable tarjeta del norirlandés, pero el bogey del 14 emborronó levísimamente una vuelta que volvió a enderezar con una secuencia birdie, par, birdie, birdie y zanjar un día espléndido.

Aun así, Quirós mantiene el discurso prudente que ha sido su santo y seña este año en Augusta, y hace bien. «Los dos años anteriores llegué al Masters pensando que podía jugarlo bien, conseguir resultados bajos, y ese fue mi principal error», explicaba Álvaro al fnalizar la vuelta. «Este campo es muy duro. Hay que calibrar todas las situaciones: el riesgo, la recompensa… Hoy me contentaba con hacer pares y tal vez por eso haya hecho 65».

Quirós no se molestó en ver cómo iba la clasificación antes de empezar el torneo y le echó un vistazo por encima para ver cómo iban los españoles.

«Es la tercera vez que participo en el Masters y mi mejor vuelta era de 75. Sería estúpido que me pusiera a fijarme en el marcador. Mi objetivo es pasar el corte. Sería una estupidez pensar en repetir el 65″, apostilló Quirós, teniendo muy claro cuál es el siguiente paso que tiene que dar.

Sergio García en el tee del 16 durante la primera jornada del Masters

Sergio García en el tee del 16 durante la primera jornada del Masters

Sergio García fue el primero en alegrarnos la primera jornada del Masters. El castellonense empezaba de manera fulgurante con -3 en cinco hoyos, cerraba los primeros nueve con tres birdies y un bogey y, en la segunda vuelta, después del bogey del 12, resolvió con un eagle en el 13 y otro birdie en el 14. Pinchó en el 18, pero sus tres golpes bajo par le colocan empatado en la séptima posición. Pese a la buena vuelta, como Álvaro, se mostró precavido.

«No voy a mentirte. Mi confianza no está al nivel que debería. Si fuera de otro modo, no habría fallado algunos de los golpes o de los putts que se me han escapado. Pero va a mejor».

En cuanto al resto de españoles, Miguel Ángel Jiménez tuvo una jornada con muchos altibajos y ocupa la plaza vigésimo cuarta con -1, mientras que José Mari Olazábal tiró de repertorio y para finalizar con +1 en la cuadragésimo novena posición. De momento, ambos están dentro del corte.

Los cinco primeros del ranking mundial, favoritos ayer, no lo fueron tanto. Kaymer dio una pobre imagen (+6) y parece confirmar que Augusta es una china que tiene bien metida en el zapato. Kaymer, como su amigo Quirós, nunca ha superado el corte en Augusta y parece que en esta edición tampoco va a poder ser. Con respecto a los demás baluartes europeos, Casey estuvo acertado y acecha el top ten con su -2, Westwood y Donald se conformaron con el par del campo y McDowell tuvo un día atropellado y acabó con +2.

En el bando estadounidense, los jóvenes han vuelto a restar protagonismo a las principales figuras y los mejores clasificados son Ricky Barnes (que últimamente está abonado a la cabeza de la clasificación en los torneos difíciles) y Matt Kuchar, que ocupan la quinta posición empatados con -4. No podemos dejar de mencionar a Gary Woodland (reciente ganador del Transitions Championship), que protagonizó su particular duelo en el OK Corral a birdie limpio con Álvaro Quirós (con el que compartía partido) y cerró la vuelta con cuatro birdies consecutivos que le llevaron a su -3 final, que comparte con Brandt Snedeker, otro de los secundarios de lujo estadounidenses.

Phil Mickelson, principal favorito, le quitó dos golpes al campo en un día nada acertado desde el tee de salida pese a su experimento con los dos drivers. El zurdo de Arizona cogió únicamente cuatro calles en toda la vuelta, la peor marca de los 99 participantes del Masters. Tiger finalizó uno bajo par con un juego un poco anodino, aunque de cara a la galería se mostró satisfecho con su juego e insiste en que está a punto de mostrar su mejor cara.

A modo de culminación, no podemos olvidarnos del temible dúo de coreanos que acechan a McIlroy y a Quirós con -5 en la clasificación. Choi, que ya demostró el año pasado de lo que era capaz en el Masters, y Yang, domador de tigres y ganador de grandes, encabezarán la alternativa asiática al supuesto duelo entre Estados Unidos y Europa, al que también se han apuntado en representación del continente negro los sudafricanos Charl Schwartzel y Trevor Immelman.

Deja un comentario

Si estás registrado, la publicación de tus comentarios será instantánea. Asegúrate de escribir correctamente tanto tu nombre de usuario como la dirección de correo electrónico que incluiste durante el registro.
Si no estás registrado, tus comentarios quedarán pendientes de moderación. Regístrate aquí.

Comentario: