Este sitio emplea cookies de Google para analizar el tráfico. Google recibe información sobre tu uso de este sitio web. Si utilizas este sitio web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies.

Zona Pro

Se escenifica el blindaje a los extranjeros en la escuela estadounidense

Redacción | 18 de diciembre de 2013

Miniatura de Zack Fischer, ganador de la escuela del Web.com Tour

La hoja de ruta para el PGA Tour está clara. Si quieres entrar en el circuito, llega al top 50 del mundo o pasa por el aro. Y pasar por el aro consiste en acceder a la primera división del golf estadounidense a través de los circuitos de promoción y, en última instancia, en cumplir un mínimo de un año en el «purgatorio» del Web.com Tour antes de ascender por méritos al PGA Tour en el mejor de los casos.

Una vez eliminada la escuela de clasificación tradicional, aquella prueba maratoniana y relativamente democrática que permitía entrar directamente en el PGA Tour, la escuela del Web.com Tour se ha convertido en el principal banderín de enganche para los golfistas alejados de la élite que sueñan con entrar en un futuro en el principal circuito mundial.

En el crisol de la lista de participantes de este filtro previo volvía a aparecer la mezcla habitual de juventud y veteranía, pero llamaba la atención la escasez de participantes europeos. De hecho, solo tres de ellos habían accedido a la final (Jimmy Gunn, David Skinns, Jonas Enander Hedin), todos ellos afincados en EE. UU. y jugadores de minitours, y en las fases anteriores tampoco habían abundado los golfistas de nuestro continente. Jugadores como Joel Sjoholm o Rhys Davies habían probado suerte después de no conseguir la tarjeta del European Tour, mientras que los españoles Samuel del Val y Jacobo Pastor, procedentes del PGA Tour Latinoamérica, caían en la segunda fase. Y no solo se echaba de menos a los europeos en esta final del Web.com Tour: 114 de los 152 participantes en la final eran estadounidenses, y de los 38 restantes, la inmensa mayoría procedían de los otros circuitos de promoción (PGA Tour Latinoamérica y PGA Tour Canadá), a los que se sumaban unos cuantos australianos y un puñado de surcoreanos.

El resto de la «clase media» europea, como es lógico, renunciaba directamente a luchar por una plaza en el Web.com Tour para centrarse en el European Tour. Junto a la renuncia de todos los europeos y gran parte de los asiáticos también se ha producido la «espantada» de un buen número de jóvenes estadounidenses que han preferido seguir los pasos de Peter Uihlein y Brooks Koepka para probar suerte a esta orilla del Atlántico a tirarse un año en la segunda división estadounidense. Este año se batió el récord de inscripciones estadounidenses en la escuela y cuatro de ellos, encabezados por un John Hahn (sexto en el reciente Nelson Mandela Championship), lograron plenos derechos para el European Tour 2014. Lo más probable es que estos jóvenes astros estadounidenses acaben recalando en el PGA Tour una vez afianzados en el ranking mundial, pero mientras tanto disfrutaremos de su talento en un European Tour necesitado de savia nueva y repercusión mediática en EE. UU.

En resumidas cuentas, la medida proteccionista del PGA Tour ha surtido efecto y el Web.com Tour pasa a convertirse en un vivero casi exclusivamente estadounidense. Sin embargo, esta medida supuestamente lesiva para los intereses de muchos jugadores europeos y asiáticos fortalece al European Tour y al Asian Tour. Los jugadores de la superélite (los que están dentro del top 50 del mundo) seguirán emigrando a EE. UU. (salvo jugadores como Jiménez y Jaidee, que prefieren mantenerse cerca de sus raíces golfísticas), pero a los demás se les ha hurtado la tentación de probar suerte en la escuela del PGA Tour. Solo los jugadores con un status limitado en Europa o que decidan probar suerte en los circuitos de promoción del PGA Tour (Latinoamérica, Canadá y China) querrán optar por esa ruta.

En cuanto a la escuela del Web.com Tour de este año (que ha otorgado 49 plazas con distintos niveles de exención), se ha impuesto el estadounidense Zack Fischer con -31 pese a firmar un aparatoso 75 en la primera jornada, con dos golpes de ventaja sobre Scott Pinckney, que jugó el Challenge Tour durante 2012, y seis impactos con respecto a un terceto en el que figura el surcoreano Sung Joon Park. Entre los europeos, solo Jimmy Gunn, excaddie en Royal Dornoch y jugador de minitours desde hace seis años en EE. UU., logró una plaza en el circuito.

Resultados completos

Deja un comentario

Si estás registrado, la publicación de tus comentarios será instantánea. Asegúrate de escribir correctamente tanto tu nombre de usuario como la dirección de correo electrónico que incluiste durante el registro.
Si no estás registrado, tus comentarios quedarán pendientes de moderación. Regístrate aquí.

Comentario: