Este sitio emplea cookies de Google para analizar el tráfico. Google recibe información sobre tu uso de este sitio web. Si utilizas este sitio web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies.

Zona Pro

¡Qué manera de perder! ¡Qué manera de ganar!

Carlos Palomo | 06 de abril de 2014

Nos viene al pelo la letra del Himno del Centenario del Atlético de Madrid de Joaquín Sabina para resumir la irresumible cuarta jornada del Shell Houston Open en la que Matt Kuchar lideró durante todo el día y aun así no ganó. Sus cuatro golpes de ventaja fueron insuficientes para hacer frente a la embestida de Matt Jones, jugador que salió a seis golpes del estadounidense y que hizo dos birdies en el 18, a cual mejor, para birlarle la victoria en playoff.

Por segunda semana consecutiva, a Kuchar se le atragantó el torneo cuando por currículum y situación parecía tenerlo todo controlado. En siete días ha sido favorito a llevarse los dos títulos del estado de la estrella solitaria, Valero Texas Open y Shell Houston Open, y ha acabado cediendo ante dos australianos. Si bien el domingo pasado fue más demérito suyo que mérito de Steven Bowditch, esta vez tenemos que decir que Matt Jones fue justo ganador.

Por mucho que Kuchar tirase su bola al agua de segundo golpe en el hoyo 18 y que no fuera capaz de jugar por debajo del par en la jornada final, lo conseguido por Jones este domingo fue para quitarse el sombrero. El australiano empezó con un bogey en el 1 que le dejaba a siete golpes de desventaja a falta de 17 hoyos, pero reaccionó con una gallardía envidiable a base de birdies que, si bien a él le servían para mantenerse arriba, a Kuchar parecían no hacerle daño en un principio.

El americano se mantenía jugando sin muchos sobresaltos. Administraba su ventaja de manera inteligente compensando aciertos y errores, siendo testigo de los intentos fallidos de sus compañeros de partido, Sergio García y Cameron Tringale, por acercarse a él. El español salió desde el tee del 1 con el modo ataque en la cabeza. Sin embargo, el Golf Club de Houston no le cedió ni un solo golpe hasta el tramo final del recorrido. En sus 10 primeros hoyos firmó 10 pares consecutivos, con buenas opciones de birdie falladas en ciertos momentos y, sobre todo, con putts comprometidos de par salvados en otras.

Con dos birdies consecutivos al 11 y al 12, García parecía tener donde quería a Kuchar, a dos golpes con mucho golf y muchos hoyos difíciles por jugar, pero el estadounidense resistía. ¿Y Jones? Pues seguía a lo suyo, confirmando esa teoría que dice que no estar en el partido estelar del domingo con la presión que eso implica hace que muchos jugadores saquen su mejor golf. Llegó al tee del 17 con un -6 ya en su tarjeta y su driver pasó de muy bueno a muy malo en un par de botes. Se fue a los arbustos de la derecha y salió con un trabajado bogey que parecía descartarlo de la lucha por el título.

El 18 nos había dejado demasiadas imágenes de jugadores dropando a lo largo de todo el hoyo. Superado el obstáculo, las opciones del australiano pasaban por embocar su putt de 15 metros para birdie y esperar el fallo de Kuchar. Y cumplió con lo que dependía de sí mismo, obligando a Kuchar a hacer par para llevarse el título.

Con la salida del 18 de Sergio en bunker, el americano se quitaba ya un posible susto, pero faltaba todavía firmar el par en un hoyo en el que el viernes registró su único bogey del día y el sábado había tripateado para salir a la jornada final con cuatro y no cinco golpes de ventaja. Su leyenda negra con el temible par 4 final del Golf Club de Houston siguió cuando se fue al agua de segundo golpe, circunstancia que le obligaba a hacer approach y putt para salvar el bogey y meterse en el playoff. ¿Qué más podía pasarle a Kuchar en este mismo escenario? Pues ver en primera persona cómo Jones, en el primer hoyo de playoff, embocaba su chip de birdie desde 38 metros para proclamarse campeón del Shell Houston Open.

Es difícil imaginarse una mejor manera de conseguir la primera victoria de un jugador en el PGA Tour. Y para más inri, a Jones le llegó la última semana previa al Masters de Augusta, torneo en el que se verá las caras con, entre otros, un Rory McIlroy que entregó la mejor vuelta del día con un 65 (-7) con el que subió a la séptima plaza, con un Phil Mickelson recuperado de sus problemas de espalda que concluyó en el duodécimo puesto o con un Sergio García que tras su 70 (-2) y el tercer puesto en solitario en este Shell Houston Open nos invita a creer en él la semana que viene.

Resultados completos

Deja un comentario

Si estás registrado, la publicación de tus comentarios será instantánea. Asegúrate de escribir correctamente tanto tu nombre de usuario como la dirección de correo electrónico que incluiste durante el registro.
Si no estás registrado, tus comentarios quedarán pendientes de moderación. Regístrate aquí.

Comentario: