Este sitio emplea cookies de Google para analizar el tráfico. Google recibe información sobre tu uso de este sitio web. Si utilizas este sitio web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies.

Zona Pro

Pinceladas desde el Monstruo Azul: todos con Sergio

Irene Acosta | 08 de marzo de 2015

No cabe la menor duda de que Miami es una ciudad con población predominantemente latina. Colombianos, venezolanos, cubanos y puertorriqueños llenan las calles de la que muchos consideran la capital de Latinoamérica. El Trump National esta semana no es una excepción, y los espectadores que abarrotan Doral esta semana tienen como referencia al único jugador latino presente: Sergio García.

Con gritos de «¡Hala Madrid!» era recibido el de Borriol en el tee del uno, aunque menos mal que no ha seguido los pasos del equipo de sus amores este fin de semana, sabiendo sobreponerse a las situaciones comprometidas a las que se ha enfrentado en el primer campeonato del mundo del año. Los «¡Viva España!», y los «¡Vamos!» han sido la tónica general de un día en el que el público, entregado a la causa del castellonense, trataba de llevarlo en volandas hacia lo más alto de la clasificación mostrándole todo su apoyo y cariño. «Son unos fans increíbles, apoyando en todo momento, incluso bajo la lluvia de hoy», afirmaba Sergio.

Un par de aficionadas han aportado el toque de humor en el 18 al tratar de llamar la atención de Sergio al grito de «¡Guapo, guapo!» y, tras un último hoyo algo accidentado, acababa vitoreado por la abarrotada carpa del 18.

Fábregas, el fiel escudero de García

Si, han leído bien, Fábregas es esta semana la sombra de Sergio. Pero no estoy hablando de Cesc, que está muy a gusto en Londres a las órdenes de Mourinho. Hablo de Chris Fábregas, perteneciente al departamento de policía de Miami Dade, y que ha sido el encargado de salvaguardar la seguridad del castellonense durante la lluviosa tercera jornada en el Trump National. No se asusten, Sergio no corre ningún peligro, la escolta simplemente es una acción preventiva llevada a cabo por la organización del torneo.

Escoltado también aparecía por la mañana el magnate Donald Trump, conduciendo un buggie y dejándose ver en los alrededores del tee del 1. Vitoreado por los fans allí congregados, el dueño del complejo se daba un baño de multitudes antes de que los líderes salieran al campo y él dejase de ser el protagonista.

De oca a oca y hago hoyo en uno porque me toca

Eso han debido pensar Dustin Johnson y J. B Holmes al pinchar su bola en el tee del cuatro. En un hoyo donde el agua espera amenazante por la derecha, los norteamericanos han conseguido una hazaña pocas veces vista: dos hoyos en uno en el mismo hoyo, en un intervalo de 30 minutos y además, con el mismo palo.

El primero era Johnson que, con el hierro 7, conseguía embocar la bola desde el tee de salida para apuntarse así el primer hoyo en uno en un torneo profesional en Doral desde el año 1989.

Poco le duraba la exclusividad a Johnson pues, Holmes, dos partidos por detrás y con el mismo palo, repetía hazaña para el deleite de los aficionados congregados en el green, que eran testigos de un acontecimiento histórico.

Ninguno de los dos ha sentido deseos de tirar ninguna de sus herramientas al agua como sí lo hiciera Rory McIlroy en la segunda jornada. Tras las oportunas disculpas en televisión, Rory se ha impuesto un auto castigo ejemplar por su mal comportamiento y ha disputado la tercera jornada con un palo menos en su bolsa ya que, tras una reacción desmesurada a un mal golpe, su hierro 3 acababa descansando en las profundidades del lago del hoyo 8… aunque ayer fue rescatado por un intrépido buceador como puede verse en las siguientes imágenes.

Deja un comentario

Si estás registrado, la publicación de tus comentarios será instantánea. Asegúrate de escribir correctamente tanto tu nombre de usuario como la dirección de correo electrónico que incluiste durante el registro.
Si no estás registrado, tus comentarios quedarán pendientes de moderación. Regístrate aquí.

Comentario: