Este sitio emplea cookies de Google para analizar el tráfico. Google recibe información sobre tu uso de este sitio web. Si utilizas este sitio web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies.

Zona Pro

Morgan juega contra su pasado en St. Andrews

Enrique Soto | 01 de agosto de 2013

Morgan Pressel no ha seguido la misma trayectoria que muchas de sus rivales en el LPGA Tour. Desde bien pequeña fue expuesta a las exigencias de la más ardua competición, pasando buena parte de su adolescencia en canchas de prácticas, golf amateur al más alto nivel o incluso campeonatos profesionales. Aquellos años de sacrificio desembocaron en su primer y único grande en su palmarés, el Kraft Nabisco Championship de 2007. Tenía 17 años.

Todos los focos apuntaron a ella como la gran joven a seguir. Era el futuro adelantándose al tiempo, la fuerza de la juventud apoderándose de la competición. Como muchas otras antes que ella, Morgan tuvo problemas para asimilar esa repentina responsabilidad, y un solitario triunfo en 2008 completa su lista de triunfos en el América. Por dentro, sin embargo, se está confirmando como una jugadora sólida, insistente y, sobre todo, real. Aquella chica que acaparó portadas y titulares no era más que un adelanto de lo que podemos ver ahora en ella.

El Old Course de St. Andrews acoge esta semana, por segunda vez en la historia, el Women’s British Open. No hay más referencias de cómo se comportan las mejores del mundo en este recorrido más allá de la victoria de Lorena Ochoa en 2007, restando cinco impactos al par tras cuatro jornadas de competición. Sorprendente o no, varias jugadoras han conseguido igualar ese registro tras solo 18 hoyos. El viento no sopla y los links quedan algo desprotegidos sin la naturaleza, una parte inherente de su diseño. Morgan reflejó esa vulnerabilidad a base de ir constantemente por el camino adecuado: trece calles y quince greenes. Ni rastro de pot bunkers o hierba alta. La misma vía siguió la sueca Camilla Lennarth, que no cometió un solo error para igualar su resultado en casa club, ya en el turno de tarde. Hay que destacar el rendimiento de la joven nórdica, novata en el Ladies European Tour y un auténtico tiralíneas desde el tee. Este año ya destacó en el Abierto de Holanda y, sin duda, está en el mejor escenario posible para escenificar su puesta de largo en el panorama internacional.

Sydnee Michaels, Ryann O’Toole, Nicole Castrale, Mi-Jeong Jeon, Eun-Hee Ji, Na Yeon Choi y Stacy Lewis también supieron aprovecharse de las aparentes facilidades de la catedral del golf y firmaron vueltas de 67 impactos (menos cinco), situándose en segunda posición. Bien podrían ser una buena referencia estas dos últimas, entre las cuatro primeras del Ranking Mundial, pero durante los últimos meses cada torneo de relevancia a pasado por las manos de una sola mujer. Inbee Park, desde el menos tres, espera una oportunidad de brillar en los greenes.

“Me sentí como en una montaña rusa”, declaró la mejor del mundo, que busca ganar su cuarto grande consecutivo. “Muy bien en los nueve primeros (menos cinco) y algo dubitativa en lo segundos (más dos). Fue algo decepcionante, pero estoy contenta de haber hecho esto en la primera jornada en vez de en la última. Estoy deseando mejorar los próximos días”. Solo un doble bogey en el 16, seguido de otro error en el 17, le impidieron situarse en la cabeza del torneo a las primeras de cambio. “Creía haber resuelto todos mis problemas antes de llegar aquí”, continuó. “En la ronda de prácticas no fallé golpes. Pensaba estar preparada, pero un par de golpes malos me descentraron. Quise arreglarlo lo antes posible y no me concentré lo suficiente en los greenes después de eso”.

El número de candidatas a la victoria es amplio en estas condiciones. Pernilla Lindberg, Lizette Salas, Catriona Matthew, Georgia Hall, Danielle Kang, Liz Young y Paula Creamer mejoraron en un impacto el resultado de Park y se ha situado décimas con menos cuatro, mientras que veintiún jugadoras también partirán en una buena situación desde el menos tres.

La mejor española en competición es hasta ahora Belén Mozo, que finalizó al par a pesar de cometer un triple bogey en el hoyo 14, par 5. Un día de gran golf desmerecido por un mal impacto, pero al igual que Park, podrá haber aprendido la lección para lo que resta de torneo. Azahara Muñoz se mantuvo bajo par durante gran parte de su vuelta, pero tres bogeys en sus últimos seis hoyos le relegaron a una vuelta de 73 (más uno). Marta Silva (que llevaba una vuelta muy ordenada hasta que se topó con el demoníaco hoyo 17) y Carlota Ciganda partirán mañana desde el más dos (74 golpes), Tania Elósegui desde el más tres y Beatriz Recari desde el más seis. Nada le salió bien a la navarra, que tendrá que remontar para llegar al fin de semana.

Resultados completos

Deja un comentario

Si estás registrado, la publicación de tus comentarios será instantánea. Asegúrate de escribir correctamente tanto tu nombre de usuario como la dirección de correo electrónico que incluiste durante el registro.
Si no estás registrado, tus comentarios quedarán pendientes de moderación. Regístrate aquí.

Comentario: