Este sitio emplea cookies de Google para analizar el tráfico. Google recibe información sobre tu uso de este sitio web. Si utilizas este sitio web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies.

Zona Pro

Louis Oosthuizen: un campeón, gane o pierda

Enrique Soto | 15 de abril de 2012

Corría el año 2010 cuando un tal Louis Oosthuizen ganaba el Open Championship. Nadie sabía de dónde venía, si había conseguido otras victorias o cómo se pronunciaba su apellido (cuestión todavía sin resolver en muchos casos). No era muy habitual ver cómo un completo desconocido ganaba un major, pero aún menos común era comprobar que lo hacía con una autoridad insultante, sin el menor rastro de tensión en los últimos hoyos.

La semana pasada, el sudafricano vivió la situación de mayor presión de su carrera profesional. En la última jornada y viniendo desde atrás, lanzó un ataque desde el primer hoyo (albatros de por medio) que le situó en el playoff por el Masters de Augusta, el que podría haber sido su segundo grande. El resultado final es bien sabido por todos y, aunque Oosthuizen no consiguiera responder al monumental segundo golpe de Bubba Watson en el hoyo 10, sí que nos dejó una cosa bien clara: este hombre tiene los nervios de acero.

Treinta horas de vuelo más tarde y con jet-lag incluido, Louis se plantó en Malasia para disputar el Maybank Malasyan Open, en lo que parecía un plan de huída perfecto para ahuyentar los fantasmas de Augusta. Varias tormentas después, el sudafricano encaraba el último día de torneo con varios hoyos de su tercera vuelta pendientes por jugar y unos últimos dieciocho que prometían ser multitudinarios: once jugadores en un margen de cuatro golpes. La mañana confirmaba los presagios y Stephen Gallacher conseguía birdies en los hoyos 15 y 16, igualando a Louis en cabeza con trece bajo par. Sólo un bogey en el 17 le impidió coliderar el torneo a falta de 18 hoyos. A solo dos de distancia se encontraba Rafa Cabrera-Bello, ya campeón esta temporada y dispuesto a dar un salto de calidad enorme: ser candidato a ganar allí donde juegue.

A falta de dieciocho hoyos y como líder del torneo, Oosthuizen demostró la misma entereza que hace siete días en el Augusta National. Tres birdies y un bogey en sus primeros nueve hoyos dejaban a Gallacher y a Cabrera a dos impactos de distancia. El escocés sólo pudo hacer un birdie mientras que Rafa, cual huracán, conseguía cinco en sus primeros nueve hoyos, que unidos a tres bogeys le colocaban segundo en la clasificación. Eran sólo dos golpes de diferencia respecto al líder, pero Oosthuizen no parecía estar por la labor. Dos birdies más y ni un solo error hasta el final del torneo dejaban al resto de jugadores sin capacidad de respuesta. Cinco bogeys en todo el torneo y 59 greenes en regulación de 72 posibles. Es su segunda victoria este año después de que ganara el African Open en enero y su noveno top 10 en los últimos once torneos que disputa, lo que demuestra un gran estado de forma.

Lo realmente increíble en el camino de Oosthuizen hasta la victoria de hoy ha sido que no consiguiera la victoria en el Shell Houston Open después de salir líder en la última jornada o que, después de perder el Masters en un playoff agónico, sea capaz de atravesar doce zonas horarias con la misma ambición de ganar. Son ya cinco sus victorias en Europa y a este nivel sería extraño que fuera la última esta temporada. Después de firmar 68 golpes en su última vuelta del torneo, declaró: “Estoy deseando que llegue el U.S. Open”.

Con su tercer puesto en Malasia, Rafael Cabrera-Bello podría igualar su mejor posición en el ranking mundial, sexagésimo, dependiendo de lo que haga Robert Garrigus esta noche en el RBC Heritage. Pero más allá de la subida de posiciones, el canario debe mostrarse orgulloso por la gran temporada que está llevando a cabo, con top 10 y oportunidades serias de victoria. Con muchos meses por delante, tiene toda la libertad del mundo para jugar sin presión para dar otro salto de calidad con un segundo triunfo y conseguir entrar entre los cincuenta mejores.

Pablo Larrazábal terminó vigésimo cuarto después de finalizar con 74 golpes mientras que Álvaro Quirós se quedó un golpe por detrás, con un global de cuatro bajo par, y Nacho Garrido ha acabado septuagésimo segundo.

2 comentarios a “Louis Oosthuizen: un campeón, gane o pierda”

  1. El 15 de abril de 2012 Miguel ha dicho:

    Oosthuozen tiene de los mejores swings del Circuito, menudo pedazo de jugador…

  2. El 15 de abril de 2012 Louis Oosthuizen: un campeón, gane o pierda « Enrique Soto ha dicho:

    […] Publicado en Crónica Golf Compártelo:TwitterFacebookMe gusta:Me gustaSé el primero en decir que te gusta esta post. Publicado: 15/04/2012 Filed Under: Sin categoría Etiquetas: Asian Tour : Álvaro Quirós : Branden Grace : Charl Schwartzel : European Tour : Kuala Lumpur Golf & Country Club : Louis Oosthuizen : Mardan Mamat : Maybank Malaysian Open : Nacho Garrido : Pablo Larrazábal : Rafael Cabrera-Bello : Stephen Gallacher : Wei-chih Lu […]

Deja un comentario

Si estás registrado, la publicación de tus comentarios será instantánea. Asegúrate de escribir correctamente tanto tu nombre de usuario como la dirección de correo electrónico que incluiste durante el registro.
Si no estás registrado, tus comentarios quedarán pendientes de moderación. Regístrate aquí.

Comentario: