Este sitio emplea cookies de Google para analizar el tráfico. Google recibe información sobre tu uso de este sitio web. Si utilizas este sitio web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies.

Zona Pro

Los palos de Ben Hogan

Enrique Soto | 11 de marzo de 2014

Hace unos días, Green Jacket Auctions anunció que el próximo 26 de marzo subastará unos palos de Ben Hogan, concretamente uno de los dos juegos que utilizó en 1953 para ganar el Masters, el US Open y el Open Championship. “Sus palos son muy difíciles de conseguir”, declaró Ryan Carey, uno de los fundadores de esta compañía. “La USGA guarda la mayoría de ellos… Esto es algo que hemos intentado conseguir durante los últimos años”. Conocido como uno de los mejores ball strickers de la historia y un personaje enigmático, Hogan fue también un gran experto en cuanto a material se refiere. Este juego de palos es una buena prueba de ello.

Lo que el ganador de esa subasta recibirá, además de un trocito de historia, es un conjunto de artilugios de lo más peculiar. Como bien ha podido averiguar Golf Digest, las especificaciones de esos palos poco tienen que ver con las que tenemos actualmente, por lo que no sería nada raro que uno de los mejores jugadores del mundo los probara hoy día y obtuviera resultados curiosos. “Los configuraba por sensaciones, por lo que son distintos unos de otros”, ha declarado Tom Stites, un consultor de Nike Golf que aprendió del propio Ben. “En los campos de hoy día un jugador cogería mucha hierba con los hierros ocho y nueve. Serían muy difíciles de jugar, pero por aquel entonces el suelo estaba más duro y eran perfectos para ello”.

Y es que los hierros ocho y nueve del juego de Hogan no tienen bounce, es decir, el ángulo creado por la línea del suelo y la suela de cualquier hierro. En la foto inferior podréis apreciarlo con claridad.

Hoy día, la mayoría de juegos de hierros comienzan con un grado de bounce para el hierro tres y avanzan progresivamente hasta el pitching wedge, a un ritmo de un grado por palo. ¿La razón? El bounce evita que la cabeza se clave en el suelo, ya sea en la hierba y especialmente en la arena. De este modo, si la cabeza del palo alcanza el punto más profundo del swing un poco por detrás de la bola, resbalará por la superficie en vez de estancarse como haría un hacha. ¿Cuánto bounce tenían los palos de Hogan? Pues nada que ver con la actualidad: desde los menos dos grados en su hierro cuatro hasta los cinco en el pitching wedge; pasando, como hemos indicado antes, por cero grados en el ocho o el nueve.

No son la única diferencia con respecto a los palos que podemos comprar hoy día, ya que estos palos McGregor tienen una media de dos grados y medio más por palo (loft), así como cinco veces menos de offset. Además, pesaban un cinco por ciento más que los palos actuales.

Estas diferencias son llamativas porque se tiende a pensar que los hierros forjados de la actualidad son muy similares a los que pudo jugar él en su mejor época, pero en realidad se parecen mucho más a cualquier otro juego de hierros con cavidad posterior y una cabeza más grande. Las diferencias con el driver, evidentemente, son aún mayores: la cabeza es mucho más pesada y pequeña (145 centímetros cúbicos).

El que sus palos tuvieran esta configuración no quiere decir que la del resto de jugadores fuera similar. Hogan era un trabajador insaciable en lo que al golf se refiere, y también introdujo otras modificaciones a otras áreas de su juego: introdujo un par de clavos más en la suela de su zapato izquierdo y acostumbraba a meter bolas en agua salada para comprobar cuáles eran perfectamente redondas, así como a inspeccionarlas para ver si tenían un exceso de pintura. No es de extrañar que posteriormente terminara fundando su propia compañía, la Ben Hogan Golf Co.

Deja un comentario

Si estás registrado, la publicación de tus comentarios será instantánea. Asegúrate de escribir correctamente tanto tu nombre de usuario como la dirección de correo electrónico que incluiste durante el registro.
Si no estás registrado, tus comentarios quedarán pendientes de moderación. Regístrate aquí.

Comentario: