Este sitio emplea cookies de Google para analizar el tráfico. Google recibe información sobre tu uso de este sitio web. Si utilizas este sitio web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies.

Zona Pro

Kim: «Evian es una marca cara de agua. Me gusta estar aquí»

Irene Acosta | 12 de septiembre de 2014

La debutante golpeaba primero. La coreana Hyo Joo Kim firmaba 61 golpes, la vuelta más baja en un grande (tanto femenino como masculino), batiendo así el récord del campo y tomando el mando del Evian Championship por la vía rápida.

La coreana, de 19 años, debutaba en un grande (aunque no en el Evian, que ya jugó en 2012), y lo hacía por la puerta grande, comandando la clasificación con cuatro golpes de ventaja sobre sus más inmediatas perseguidoras. Poco habituada a los focos, la coreana se mostraba poco habladora tras su ronda y, acompañada por su inseparable intérprete, intentaba solventar lo más rápido posible el interrogatorio en el que se ha convertido su entrevista en el hoyo 18.

Kim afirmaba tímidamente su gusto por este difícil campo y la suerte que le ha acompañado hoy para firmar una vuelta tan baja. La jOven sacaba una sonrisa a todos los allí congregados al ser preguntada sobre sus sentimientos al afrontar el Evian, su primer major.

«Evian es una marca de agua cara, asi que me gusta estar aquí. En Corea, al menos, es una marca cara y aquí bebo dos o tres botellas», afirmaba Kim.

El comienzo de Suzann Pettersen no era el soñado y la defensora del título avanzaba sobre la cuerda floja durante la mayor parte del recorrido hasta que, como si el espíritu combativo de la noruega hubiese vuelto a ella repentinamente, su golf comenzó a funcionar y firmó cinco valiosos birdies para no descolgarse definitivamente. Pettersen, en sus declaraciones, destacaba la tremenda remontada.

“El aspecto más positivo de la ronda es que he sido paciente para esperar a que los golpes buenos llegaran y no quedarme en que no estaba jugando bien”, explicaba la noruega.

La cruz de la jornada la ha protagonizado la estadounidense Michelle Wie, quien ha acabado retirándose. Alejada de los terrenos de juego desde que se retiró en el Meijer LPGA Classic hace un mes, Wie no ha podido soportar las molestias y ha decidido abandonar la competición para no agravar más la lesión que sufre en el dedo pulgar y que le impide agarrar el palo sin dolor.

“Quería de verdad venir a Francia. Me encanta este torneo. Simplemente quería ver si podía jugar. Los médicos me dijeron que la decisión era mía, que dependía de como me encontrara, pero que si notaba dolor, lo mejor era parar para no agravar la lesión. Hoy ha llegado un momento en el que me dolía tanto que he tomado la decisión inteligente de no jugar. Estoy decepcionada porque quería jugar pero no hay nada que pueda hacer”, concluía la hawaiana.

Deja un comentario

Si estás registrado, la publicación de tus comentarios será instantánea. Asegúrate de escribir correctamente tanto tu nombre de usuario como la dirección de correo electrónico que incluiste durante el registro.
Si no estás registrado, tus comentarios quedarán pendientes de moderación. Regístrate aquí.

Comentario: