Este sitio emplea cookies de Google para analizar el tráfico. Google recibe información sobre tu uso de este sitio web. Si utilizas este sitio web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies.

Zona Pro

Gonzalo libera su talento en Abu Dhabi

Enrique Soto | 18 de enero de 2013

Gonzalo Fernández-Castaño tuvo la oportunidad de clasificarse para la Ryder Cup a lo largo de toda la pasada temporada. Una victoria en Singapur a finales de 2011 y un comienzo sólido en los primeros compases de 2012 le dejaban provisionalmente dentro del equipo, hasta el punto de depender claramente de sí mismo para viajar a Medinah; solo un triunfo en un torneo importante le separaba de ello. Pero el tiempo pasaba y Gonzalo no parecía terminar de arrancar. Pasó el corte en tres de los cuatro majors y firmó un par de meritorios top 10, demostrando claramente que tenía la capacidad para conseguirlo. “Ansiedad” fue la palabra que utilizó para definir su rendimiento en verano. Quiso hacer las cosas tan bien que se vio bloqueado en ciertos momentos por la idea de representar a Europa, y su golf se resintió. Una vez cerrado el equipo de José María Olazábal, ganó el Open de Italia, su sexta victoria en el Circuito Europeo.

Declaró haber aprendido la lección y siguió compitiendo a un buen nivel en las últimas pruebas del año. Cuando el putter funcionaba, sus opciones aumentaban exponencialmente y terminó la temporada con un noveno puesto en Dubái. Ya no tenía que preocuparse de las lesiones, como en 2011, y su lucha silenciosa para entrar entre los mejores del circuito no había desembocado en la Ryder, pero le había situado en el número 33 del Ranking Mundial, es decir, acceso total a los majors. Espoleado por una nueva oportunidad, Gonzalo ha firmado un gran arranque en el Abu Dhabi HSBC Golf Champions, firmando vueltas de 70 y 67 impactos y quedándose a uno solo del liderato, ocupado por un Justin Rose excelso con un global de menos ocho.

Poco tiene que ver este recorrido con el presentado en años anteriores. Las calles son estrechas, el rough está alto y los greenes lo suficientemente duros como para considerar el asedio constante a las banderas. Es la razón por la que Rose lidera y por la que Gonzalo le sigue de cerca, ya que cuando se trata de pegar buenos hierros ambos jugadores destacan con facilidad. Hasta 16 consiguió alcanzar en regulación en inglés por quince del español, que soltaba el palo después de un mal golpe mientras su bola terminaba a ocho metros de bandera. Es una de las claves para obtener buenos resultados esta semana: minimizar los fallos, atacar por el lado bueno o, como decía Ben Hogan, evitar el “big miss”. Ni Justin con menos ocho, ni Gonzalo, Olesen o Donaldson con menos siete se metieron en demasiados problemas en esta segunda jornada.

Son los cuatro jugadores más destacados en Abu Dhabi, donde el viento ha dado una pequeña tregua. Garth Mulroy y Joost Luiten son quintos clasificados con menos cinco, mientras que un grupo de jugadores entre los que se encuentran Matteo Manassero, Jason Dufner y un Martin Kaymer espléndido de tee a green les siguen de cerca con menos cuatro, esperando su oportunidad de remontar posiciones el sábado. Se trata de un gran elenco de jugadores buscando la primera gran victoria de la temporada, entre los que no se encuentran ni Tiger Woods ni Rory McIlroy. La consistencia era un requisito fundamental para firmar buenas tarjetas y el número 1 y 2 del mundo lo intentaron hasta el final, pero no tenían el swing para recortar golpes a este campo.

Rory repitó los 75 impactos de la primera jornada y Woods se quedó en 73, alcanzando un global de mas uno al terminar su segunda vuelta. Un error al dropar su bola, empotrada en la arena en el hoyo 5, le costó dos golpes de penalidad y terminal finalmente con 75 impactos en el día, mas tres en el global y fuera del corte. Un inicio de curso algo flojo también para él, que mostró su peor cara durante los nueve primeros hoyos del Abu Dhabi Golf Course y la mejor durante los segundos, en los que fue capaz de encadenar tres birdies seguidos cuando peor estaba jugando. De este modo el torneo se queda sin sus dos principales estrellas, todavía frías por las fechas del año en las que nos encontramos.

Jorge Campillo, tras entregar una gran tarjeta de 68 golpes, se colocó vigésimo tercero con un global de menos dos. Alejandro Cañizares, con un 69, y Pablo Larrazábal con un 74 le igualaron en la misma posición a lo largo de la jornada. Ignacio Garrido es cuadragésimo noveno tras terminar con 70 impactos y un global de mas uno, mientras que Rafael Cabrera-Bello es sexagésimo primero con mas dos. Solo José Manuel Lara y José María Olazábal se quedaron fuera del corte, en lo que supone una gran actuación del conjunto de jugadores españoles en el primer torneo de la gira por el desierto.

Resultados completos

Deja un comentario

Si estás registrado, la publicación de tus comentarios será instantánea. Asegúrate de escribir correctamente tanto tu nombre de usuario como la dirección de correo electrónico que incluiste durante el registro.
Si no estás registrado, tus comentarios quedarán pendientes de moderación. Regístrate aquí.

Comentario: