Este sitio emplea cookies de Google para analizar el tráfico. Google recibe información sobre tu uso de este sitio web. Si utilizas este sitio web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies.

Blog

El salario de un golfista profesional

Enrique Soto | 09 de enero de 2012

La sombra que acompaña al golf. Si con suerte escuchamos alguna historia de golf en un medio de comunicación generalista suele ir acompañada de palabras como lujo, exclusividad, dinero o cinco estrellas. Una vez se entra en contacto directo con el deporte, las impresiones cambian y lo mismo sucede en el golf profesional.

Ha pasado la primera semana de enero y, un año más, los mejores circuitos del mundo han dado el pistoletazo de salida. El Dubai World Championship terminó el 11 de diciembre, es decir, hace cuatro semanas y Louis Oosthuizen, el ganador del primer torneo del año en el European Tour, también lo jugó. No se pueden considerar unas vacaciones muy largas si se tiene en cuenta que no es posible parar por completo. Cada temporada los jugadores empiezan desde cero, y más si no han conseguido ninguna victoria que les asegure su presencia en los mejores torneos. No hay contratos que garanticen un año en blanco. Si juegan bien, irán a los mejores hoteles alrededor del mundo. Si no lo hacen, pueden ir buscando alternativas para el año siguiente.

Tiger Woods, uno de los mejores jugadores de la historia, llegó a superar los diez millones de dólares anuales en ganancias en torneos del PGA Tour. La temporada pasada no llegó a los setecientos mil. No es probablemente el mejor ejemplo de la dureza del sistema con ciertos jugadores, pero si se compara con otros deportes considerados menos elitistas, los números llaman la atención. Leo Messi, su homólogo en el fútbol, gana diez millones de euros cada temporada, juegue todos los partidos o sólo la mitad de ellos. Kobe Bryant, jugador de Los Angeles Lakers, está en la misma situación y sobrepasa los veinticinco millones de dólares anuales… aunque en los tres casos mencionados haya que sumar cifras mareantes gracias a sus patrocinadores.

Todo parecen lujos, pero el golf profesional requiere una constante inversión. Pagar transporte, comidas, alojamiento, y esperar que una lesión no corte el flujo de ingresos. Lee Westwood comentaba hace unas semanas que los golfistas ganaban más de lo que se merecían, sobre todo si se comparaban con profesores o policías. No le falta razón, pero los ingresos no parecen excesivos si se repasan los de otros deportes. Justin Leonard, al ser preguntado por una cuestión similar a mediados del año pasado, se reía: “¿Contratos garantizados, sin importar el resultado? ¡Ese es mi incentivo por jugar! Me siento orgulloso de empezar de cero cada semana.”

Hay casos más representativos. Jordi García del Moral conseguía a través de la escuela del Circuito Europeo su tarjeta para esta temporada, y jugó por primera vez en 2012 la semana pasada en el African Open. Podría considerarse que es un profesional que juega en la primera división de su disciplina deportiva, pero ha pagado su transporte a Sudáfrica (que no es precisamente barato), la inscripción, el alojamiento, el caddie y las comidas que haya realizado allí, además de afrontar otros gastos. Al pasar el corte ha obtenido 2500 euros. No hay mucho margen. Un día como hoy algún deportista de otra disciplina habrá viajado con su equipo gratis, se habrá alojado en un bonito hotel de una gran ciudad y habrá pasado el partido en el banquillo.

“Nosotros tenemos algo que les falta a ello”, decía Tom Watson a este respecto. “Elegimos dónde jugamos. Los jugadores de la NBA, no”. Pero la máxima de Watson tampoco se aplica a todos los golfistas, solo a aquellos que pueden planificar su calendario con entera libertad. Habría que preguntarles a muchos jugadores qué situación elegirían. Las palabras lujo o exclusividad no se aplican en muchos de los casos.

4 comentarios a “El salario de un golfista profesional”

  1. El 10 de enero de 2012 Miguel Angel ha dicho:

    Hombre, es una comparativa algo engañosa, está bien si hablamos del día a día, pero tambien es cierto que la vida deportiva de un golfista es bastante mas larga que la de un jugador de futbol o baloncesto.
    Tambien deberías haber tenido en cuenta que si a ese mismo jugador de futbol o baloncesto en su ultimo año de contrato tiene una lesión importante todos sus privilegios desaparecen.
    Casos como el de Alvaro de Benito, jugador del Real Madrid que truncó su carrera por una lesión, hay muchos.

  2. El 10 de enero de 2012 Óscar Díaz ha dicho:

    Buenas puntualizaciones, Miguel Ángel, aunque estar bajo el paraguas de un equipo profesional ofrece ventajas a las que no pueden acceder los profesionales de deportes individuales. Estamos intentando localizar datos más concretos sobre media de gastos en los distintos circuitos, longevidad, etc., para elaborar otro artículo al respecto.

  3. El 10 de enero de 2012 Antonio Arjona ha dicho:

    Si necesitas los gastos e ingresos de un jugador profesional del circuito Peugeot Tour, PGA Spain, Alps Tour y circuito de la APG de Andalucía de 2011; No dudes en contactar conmigo que para colmo no se puede decir que tuviera mi mejor año, y no fue por ganas o intentos… ah! y la escuela del circuito europeo!

    Saludos!!!

  4. El 11 de enero de 2012 Óscar Díaz ha dicho:

    Muchísimas gracias, Antonio. Le paso tus datos a Enrique Soto y ten por seguro que hablaremos en breve para la segunda parte de este artículo.

    Un abrazo

    Óscar Díaz

Deja un comentario

Si estás registrado, la publicación de tus comentarios será instantánea. Asegúrate de escribir correctamente tanto tu nombre de usuario como la dirección de correo electrónico que incluiste durante el registro.
Si no estás registrado, tus comentarios quedarán pendientes de moderación. Regístrate aquí.

Comentario: