Este sitio emplea cookies de Google para analizar el tráfico. Google recibe información sobre tu uso de este sitio web. Si utilizas este sitio web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies.

Blog

El número de federados en España cae en picado

Enrique Soto | 06 de mayo de 2013

El número de licencias del golf español, a 1 de mayo de 2013, es de 288.315. Esta cifra supone una disminución del 8,5% respecto a la oficial a 1 de enero de este año, donde el total todavía pasada sobradamente de las trescientas mil (en concreto, 313.885). Este cambio tan grande en un período de cinco meses se debe, al parecer, a que el procesamiento de bajas anuales por devoluciones bancarias se produce en el mes de marzo, aunque también es más probable que se deba a razones de mayor peso.

El aumento en el precio de las licencias –actualizado en base al IPC–, unido a la crisis económica (en forma también de subida de impuestos para todos los contribuyentes) ha hecho que muchos golfistas que no jugaban habitualmente decidieran prescindir de pagar los 74,60 euros anuales necesarios para jugar al golf en España. Esta cifra es aún mayor en comunidades como Cataluña y Baleares (92,60 euros), Canarias (91 euros), la Comunidad Valenciana (89,60 euros) o Castilla La Mancha (81,5 euros). Cabe destacar que el golf es de los escasos deportes en los que las Federaciones Territoriales se quedan solo con el 50% de los ingresos, por lo que casos como el de Madrid, que cuenta con casi el 30% de los federados españoles y no impone una tasa adicional a sus federados, es especialmente meritorio.

Si a estas circunstancias le sumamos el precio por jugar en la mayoría de campos de golf españoles, se hace evidente la principal causa por la que un aficionado deja de jugar: no puede pagarlo.

La Real Federación Española de Golf ha intentado, a lo largo de 2012, promocionar este deporte a través de campañas como los “Bautismos de Golf”, donde se intentaba que el resto de la población se familiarizara con un deporte que, en la mayoría de casos, es totalmente desconocido; así como “Golf en la Playa”, que tenía los mismos objetivos a lo largo del verano. Ninguna de las dos ha conseguido cortar esta pavorosa huida de jugadores, que no alcanzaba estos niveles desde el 2006 (279.660 el 1 de enero de aquel año).

La situación económica actual tiene una clara relación con el número de federados. En 2010 la cifra alcanzó su máximo histórico (338.588) a principios de año y desde entonces no ha hecho más que bajar, dado que menos gente puede permitírselo. Aunque les pese a muchos aficionados, el factor económico sigue influyendo notablemente en nuestro deporte, algo que no sucede en países en los que el golf está más arraigado en el tejido social. El caso utópico quizá sea el de Inglaterra, que cuenta con unos 750.000 jugadores distribuidos en sus más de 1.900 campos. Los federados pagan alrededor de unas diez libras anuales (mas una cuota de afiliación que varía según la zona y ronda las cinco libras) por recibir a cambio unos servicios similares a los jugadores españoles, que pagan un 84% más. En Escocia o Irlanda, donde hay un número de federados inferior al de España (167.521 y 147.340 respectivamente, a marzo de 2013) pagan también un precio similar, unas diez libras. Es de suponer que esta diferencia se verá compensada con servicios adicionales al jugador que, por otra parte, no están muy claros.

Los holandeses, casi 400.000 jugadores, cuentan con un modelo distinto en el que no pagan anualmente más que al club de golf al que pertenecen. Sí que es cierto que se exponen a varios exámenes, tanto teóricos como prácticos, y que no son precisamente baratos pero se trata de un gasto único y que responde a una necesidad vital para que solo vayan a los campos aquellos que conocen los conceptos básicos de este deporte. En Austria, con algo más de 100.000 licencias, se sigue un sistema similar.

Teniendo en cuenta que el número de jugadores desciende notablemente en momentos de mayores penurias económicas, resulta cuanto menos interesante ver cómo reacciona la Real Federación Española de Golf, esto es, manteniendo los precios o incluso subiéndolos (aunque sea solo conforme al IPC). Hay otros modelos ahí fuera que funcionan bastante bien y que permiten jugar a un mayor número de personas. La diferencia entre pagar 12 o 74 euros al año puede no ser muy grande ya que, al fin y al cabo, se trata de unos 5 euros mensuales. Sin embargo, para una persona que solo quiere tener la posibilidad de jugar si le apetece, esa diferencia se transforma en algo muy a tener en cuenta; simplemente, deja de jugar. Puede que nunca se tratara de captar más gente, sino de, primero, afianzar a los que llevan unos cuantos años de golf a las espaldas.

Recuento de licencias amateur a 1 de mayo de 2013

Evolución de licencias por Territoriales desde 1 de enero de 2013

Etiquetas:

4 comentarios a “El número de federados en España cae en picado”

  1. El 6 de mayo de 2013 Javier ha dicho:

    Esto es todavía más evidente cuando se trata de familias enteras que juegan al golf: 74€ x 4 miembros = 296 € al año solo en cuotas a la federación.
    Con una situación económica tan grave como la que atravesamos, la política a seguir por la federación debería ser, más que incentivar el «bautismo en golf», ofrecer facilidades para que todas las personas que juegan habitualmente no dejen de hacerlo.

    Falta transparencia y flexibilidad para adaptarse a las necesidades de la demanda de golf que hay actualmemte en España.

    Un saludo

  2. El 7 de mayo de 2013 Manuel Rodriguez ha dicho:

    Creo que la Federación, como dice Javier, debería ser más flexible a las necesidades actuales.

    Creo que con un fraccionamiento mensual por ejemplo el impacto de la licencia anual se suavizaría bastante o por ejemplo que no se cobren los meses no disfrutados del año si te federas en Junio (se pagaría de Junio a Diciembre y no el año entero).

    Hay que buscar fórmulas, que haberlas haylas. Lo que hace falta son ganas de darle vueltas al coco.

    Un saludo!

  3. El 18 de septiembre de 2014 Elisardo Jose Lopez Souto ha dicho:

    Hola,buenas tardes.
    Yo soy uno de los muchos afectados por la crisis y sintiendolo mucho me vi obligado a eliminar gastos,por lo cual desatendí los pagos.Una vez recuperada la tranquilidad desearia retomar y legalizar mi situación federativa.¿Que tengo que hacer? Mi numero de telefono es el 607499596
    Gracias.

  4. El 18 de septiembre de 2014 Óscar Díaz ha dicho:

    Estimado Elisardo:

    Supongo que para regularizar tu situación deberías ponerte en contacto con la RFEG en los teléfonos 91 555 26 82 y 91 376 91 30 o en la dirección de correo rfegolf@rfegolf.es.

    Un abrazo

    Óscar Díaz

Deja un comentario

Si estás registrado, la publicación de tus comentarios será instantánea. Asegúrate de escribir correctamente tanto tu nombre de usuario como la dirección de correo electrónico que incluiste durante el registro.
Si no estás registrado, tus comentarios quedarán pendientes de moderación. Regístrate aquí.

Comentario: