Este sitio emplea cookies de Google para analizar el tráfico. Google recibe información sobre tu uso de este sitio web. Si utilizas este sitio web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies.

Blog

El Encín: desafío complutense

Alfredo Calle | 25 de abril de 2013

Vista del green del 18 y de la casa club de El Encín (foto de Luis Corralo)

Robert von Hagge falleció en 2010, pero el sello inconfundible de sus diseños está representado a la perfección en El Encín. Las opciones que ofrecen sus calles anchas y sus greens eternos, con infinitas alternativas tanto en las posiciones de bandera como en los putts que dibujan sus imposibles pianos, son su marca. El ‘último’ campo madrileño tal vez sea uno de sus mejores diseños y también uno de los mejores recorridos de la Comunidad de Madrid.

Perfectamente adaptado para los vientos dominantes, y los que no lo son tanto, de la zona complutense, cada salida será un auténtico desafío para el jugador aficionado por la distancia de los hoyos (el campo supera los 6.500 metros desde barras blancas) como por los búnkers estratégicamente colocados a la caída del drive o situados como pétalos en los pares tres.

Un desafío para todos los hándicaps, de máxima tensión en el hoyo 16. Este par tres de 160 metros con un enorme lago entre el tee y la bandera, situada en un green ondulado con varias plataformas y rodeada de búnkers, bien de arena fina o de césped, que esperan al jugador justo nada más pasar el agua o por detrás del green, penalizando los golpes muy cortos o muy largos. Un par tres que definió el Madrid Masters de 2011, aunque el hoyo estrella será siempre el 18, el ‘Hoyo Severiano Ballesteros’. Nombrado así en honor al mito de Pedreña en 2011, la placa conmemorativa decora la salida del último hoyo del campo, un par cinco eterno, con agua en juego tanto en la salida como en el golpe a un green extraordinariamente protegido por búnkers.

El Encín es un campo apto para los más exigentes, igual que lo será la restauración, a cargo del chef David Marcano, formado a las órdenes de Juan Mari Arzak y que concede un protagonismo especial en sus creaciones a los productos de temporada. Un hoyo 19 de autor que se complementa con un hotel cinco estrellas que redondea unas instalaciones de excepción, pues tanto el alojamiento como el campo se encuentran ubicados en Naturalcalá, un espacio natural protegido que une el Parque Regional del sureste de la Comunidad de Madrid con la provincia de Guadalajara.

Alfredo Calle, autor de este texto, lleva toda la vida vinculado al mundo del golf y en su faceta de emprendedor acaba de poner en marcha Golf Dest, un club de golf virtual donde encontraréis descripciones de campos, fotos espectaculares, noticias de destinos, ofertas, torneos, circuitos amateur… y todo ello con unos precios muy especiales para todos sus integrantes. Mientras ultiman su página web, podéis encontrarlos en Facebook y Twitter.

Deja un comentario

Si estás registrado, la publicación de tus comentarios será instantánea. Asegúrate de escribir correctamente tanto tu nombre de usuario como la dirección de correo electrónico que incluiste durante el registro.
Si no estás registrado, tus comentarios quedarán pendientes de moderación. Regístrate aquí.

Comentario: