Este sitio emplea cookies de Google para analizar el tráfico. Google recibe información sobre tu uso de este sitio web. Si utilizas este sitio web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies.

Zona Pro

El combate por el título

Enrique Soto | 05 de junio de 2013

La temporada en el LPGA Tour comenzó con las victorias de varias sospechosas habituales. Jiyai Shin se impuso en Australia, Inbee Park en Tailandia y Stacy Lewis por partida doble en Sigapur y Arizona. Los eventos fueron sucediéndose y varias de las llamadas a reclamar el número uno del mundo presentaron sus credenciales, incluso algunas que llevaban tiempo sin besar un trofeo. Beatriz Recari, Suzann Pettersen y Cristie Kerr demostraron que la competición era salvaje cada semana, y que ni mucho menos se trataba de un juego de una o dos mujeres. A medida que avanzaba 2013, el círculo de ganadoras se ha abierto hasta abarcar a un par de primerizas. Mañana llega el segundo grande del año y las apuestas se han abierto hasta rozar la incertidumbre.

Park fue capaz de dominar la competición del mismo modo que Woods lo hacía en el bando masculino, ganando el Kraft Nabisco Championship y sumando otras dos muescas en su revólver. El golf parecía más sencillo cuando la veíamos jugar a ella pero, como en toda trayectoria profesional, la surcoreana tuvo sus momentos álgidos seguidos de otros más mediocres. En Bahamas, en una semana atípica y llena de agua, Inbee falló su primer corte de la temporada y terminó en Alabama en trigésimo octava posición. La jugadora invencible también era capaz de fallar y sembró de dudas el Locust Hill Country Club, donde se disputa ahora el Wegmans LPGA Championship.

Es la máxima favorita sobre el papel para el combate definitivo por el título, donde todos los pesos pesados del golf femenino reclamarán su parte. Stacy Lewis tampoco llega en su mejor momento del año, pero es consciente de que su juego se adapta muy bien a las grandes citas. “Es una cuestión de tiempo”, declaró sobre una posible victoria. “He tenido mis oportunidades, he competido bien y no me pesa demasiado la presión”. Na Yeon Choi, Pettersen, So Yeon Ryu, Shanshan Feng o Karrie Webb se encuentran en una situación similar. Ya saben lo que es ser ganadora de un grande y quieren repetir a toda costa.

La veteranía, sin embargo, no ha demostrado ser un factor determinante durante los últimos años. Las últimas diez vencedoras en un grande no contaban más de 26 primaveras, demostrando que una gran generación de golfistas llegaba con mucha fuerza a los escenarios más imponentes. Cristie Kerr, en 2010, fue la que abrió este coto de caza privado para los jóvenes talentos y puede que algunos de los más precoces tengan alguna opción en Nueva York. Lydia Ko, Ariya Jutanugarn o Jessica Korda pueden ser buenos ejemplos. La estadounidense, por otra parte, sí que sabe lo que es necesario para recortar golpes a este campo, y fue muy clara el día antes del comienzo de la competición: “Cuando gané podías tener suerte con el rough. Este año no. Es mucho peor. Karine Icher dijo que era como un gran lago alrededor de las calles. Hay que pegar la bola recta. Hay que alejarse del rough lo máximo posible”.

Cargada de moral tras su reciente victoria en Alemania, llega Carlota Ciganda, como si de la campeona europea se tratara. Son cinco top 10 los que ha acumulado en 2013, incluyendo dos segundos puestos. La chica que arrasaba en las competiciones amateur está comenzando a imponer el mismo castigo a sus rivales en la élite y poco a poco comienza a hacerlo mejor en las pruebas más importantes. El año pasado se ganó su tarjeta del LPGA Tour con su rendimiento en los majors y a pesar de no destacar en el Kraft Nabisco Championship hace unas semanas, sus últimos resultados no han pasado desapercibidos. Carlota está lista para competir el domingo con opciones.

Azahara Muñoz no ha tenido sus mejores resultados en estas últimas semanas pero su juego ya ha comenzado a posicionarse entre el de las mejores. Su quinta posición en greenes en regulación del circuito habla de una gran consistencia y podría ser una baza importante para evitar el alto rough de Locust Hill. Beatriz Recari, por su parte, se ha preparado algo más que en temporadas anteriores para este torneo y no sería de extrañar que su gran rendimiento en 2013 se viera recompensado con otra oportunidad de victoria. Belén Mozo cierra las opciones españolas en Nueva York, donde el número de candidatas parece estar más abierto que nunca.

Horarios de salida

Deja un comentario

Si estás registrado, la publicación de tus comentarios será instantánea. Asegúrate de escribir correctamente tanto tu nombre de usuario como la dirección de correo electrónico que incluiste durante el registro.
Si no estás registrado, tus comentarios quedarán pendientes de moderación. Regístrate aquí.

Comentario: