Caótico final en el Kolon Korea Open

Óscar Díaz | 20 de octubre de 2013

Kim explica su postura a los árbitros del Abierto de Corea (foto cortesía del OneAsia Tour)

Tiger Woods no es el único que se ha visto involucrado en un lío de reglas este fin de semana, aunque el del número 1 del mundo haya sido tangencial y fruto de los comentarios del analista Brandel Chamblee. En el otro extremo del mundo, el desenlace del Kolon Korea Open, torneo del OneAsia Tour que contaba con la presencia de Rory McIlroy, se ha visto afectado por un monumental follón que ha acabado con una decisiva penalización al local Hyung-tae Kim.

Kim estaba en el tee del hoyo 17 y llevaba dos golpe de ventaja cuando los árbitros del torneo le informaron a él y a su compañero de partido que habían tocado el suelo en una zona que se consideraba obstáculo en el hoyo 13 y tenían que anotarse dos golpes de penalización en dicho hoyo. Kim, posiblemente afectado por la noticia, hizo bogey en ese mismo hoyo y no consiguió el birdie en el último hoyo que le habría permitido empatar con Sung-Hoon Kang, a la postre ganador.

Después de firmar la tarjeta, Kim volvió con los árbitros al hoyo 13 y estuvieron discutiendo sobre la decisión con los árbitros, que contaban con imágenes televisivas del incidente. Kim defendía que sí había rozado las briznas de hierba en esa zona (algo que está permitido), pero que no había apoyado el palo en el suelo.

Las imágenes (de las que os mostramos un extracto, gracias a Adam Sarson), no debieron de ser lo suficientemente claras, dado que la decisión final del comité de reglas de la federación coreana no fue unánime (al final votaron 5-3 en contra de Kim), aunque es muy posible que los árbitros contaran con imágenes adicionales.

Kim Hyung-tae's rules violation in Korea. on Twitpic

«Soy muy buen amigo suyo y en este momento no me siento muy bien. Aunque haya ganado el torneo, lo siento por él. Estaba esperando para celebrar su victoria, pero… no sé. No sé qué decir. Es horrible», explicaba Kang, que ganó la semana pasada el CJ Invitational del Asian Tour.

Al margen del lío de reglas, Rory McIlroy tuvo en su mano meterse en un desempate por el título, pero no consiguió arañarle un golpe al par 5 final y tuvo que conformarse con un segundo puesto compartido.

«Podía haber hecho cualquier resultado. Solo he fallado dos greens y he tenido muchas oportunidades, pero como ayer, no he metido suficientes putts», explicaba el norirlandés, que en la última semana ha tenido que afrontar un buen número de distracciones extradeportivas.

Deja un comentario

Si estás registrado, la publicación de tus comentarios será instantánea. Asegúrate de escribir correctamente tanto tu nombre de usuario como la dirección de correo electrónico que incluiste durante el registro.
Si no estás registrado, tus comentarios quedarán pendientes de moderación. Regístrate aquí.

Comentario: