Este sitio emplea cookies de Google para analizar el tráfico. Google recibe información sobre tu uso de este sitio web. Si utilizas este sitio web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies.

Zona Pro

Beatriz Recari, el triunfo del método

Óscar Díaz | 21 de julio de 2013

En la eterna búsqueda del grial golfístico, hay quienes deciden recurrir el instinto y otros lo fían todo al trabajo y a la planificación, sin renunciar a su talento nato. Beatriz Recari es de las segundas, una luchadora infatigable que desde que se hizo profesional ha ido retocando, remachando y apuntalando para construir una carrera sólida; una golfista que no tenía una carrera amateur tan notable como las de sus ilustres compañeras de generación, pero que en apenas tres años en el LPGA Tour ha conseguido más victorias que todas las demás españolas juntas… en toda la historia.

La navarra llegaba al Marathon Classic después de haberse tomado una semana de respiro, o «descanso activo» como les gusta decir a los deportistas que trabajan más incluso «en casa» que cuando les toca competir. Recari lo necesitaba: no se encontraba bien y había fallado su primer corte en año y medio en un US Open que le vino grande, aunque ella siempre relativizaba su marca de cortes superados y la consideraba meramente anecdótica. Pero en estos días de descanso y ajustes le sirvieron para llegar con brío al torneo de Ohio, unas ganas que no tardaron en traducirse en birdies.

La última jornada fue una prórroga de los dos días anteriores: duelo mano a mano con Paula Creamer, respondiendo golpe a golpe, birdie a birdie, a las ofensivas de la «pantera rosa», y demostrando que su capacidad de concentración está a la altura de las mejores del circuito. Después de tres birdies por cabeza en el tramo inicial, Recari y Creamer seguían con su marcaje férreo hasta que la española se adelantó con un gran birdie en el hoyo 14 (escenario de un espectacular hoyo en 1 de Lexi Thompson, la tercera del partido), pero Creamer dio la réplica dos hoyos después dejando su approach prácticamente dado. Sin embargo, Recari resolvió el momento crítico en el 16 embocando un gran putt para birdie que anulaba la supuesta ventaja de la estadounidense, y tuvo en la mano zanjar el torneo en el 17, pero la imperturbable Recari falló el único putt claro del día (de poco más de metro y medio). Poco después, en el definitivo par 5 del 18, Creamer visitaba en dos ocasiones el rough y Recari, que aparentemente llevaba el hoyo controlado, se iba más allá del collarín de green y tenía que hacer approach y putt para salvar el par e imponerse en el torneo con un golpe de ventaja sobre la estadounidense. Solo entonces sacó el puño la española y dejó traslucir las emociones contenidas durante toda la semana, asomadas en el brillo de sus ojos durante la primera entrevista televisiva.

De este modo, Beatriz Recari consigue la tercera victoria de su carrera en el LPGA Tour (segunda esta temporada), asciende al sexto puesto en la lista de ganancias y está previsto que ascienda al decimoctavo puesto del ranking mundial femenino. Y lo que es más importante, al margen de la recapitulación numérica, la española asegura su presencia en la Solheim Cup que se jugará en agosto en el Colorado Golf Club, un objetivo que se marcó hace dos años cuando no fue elegida para la edición de Killeen Castle.

Solo ella sabe cuál será la próxima meta que se marcará, pero vista su trayectoria hasta la fecha, pocos se atreverían a apostar en su contra.

Resultados completos

Deja un comentario

Si estás registrado, la publicación de tus comentarios será instantánea. Asegúrate de escribir correctamente tanto tu nombre de usuario como la dirección de correo electrónico que incluiste durante el registro.
Si no estás registrado, tus comentarios quedarán pendientes de moderación. Regístrate aquí.

Comentario: