Abucheos en el campo de golf

Carlos Palomo | 24 de junio de 2014

Entre los muchos aspectos que diferencian el golf de otros deportes está el comportamiento del público. En la mayoría de disciplinas deportivas en las que se producen enfrentamientos entre equipos especialmente, se ha asumido como normal que el apoyar a tu favorito lleve implícito desear el mal ajeno al rival y no dudar en caer en prácticas como la del insulto y el abucheo. Afortunadamente, esto es algo que pocas veces se ve en el golf, aunque el pasado fin de semana en el Web.com Tour hubo una excepción.

El abucheado en concreto fue Tom Gillis durante la tercera jornada del Air Capital Classic que se celebró el pasado fin de semana en Crestview Country Club, tal y como nos cuenta Pete Madden en este artículo en golf.com.

Hay que remontarnos al principio de la semana para encontrar el origen de este enfrentamiento. Al parecer, al veterano jugador no le hizo mucha gracia comprobar que tenía compañía femenina en su entrenamiento previo al torneo. «Cuando juegas el web.com tour, tienes que entrenar con las socias del club», se quejaba en su twitter.gillis

A los dos minutos, lejos de retractarse, volvía a la carga: «nunca he estado en un campo de golf con una opinión tan crecida de sí mismos».

Tras un comienzo de 66 y 65 golpes, Gillis se ganó una plaza en el partido estelar del sábado. Acabada la segunda jornada, matizó sus palabras a un medio local: «tal vez cometí el error de generalizar y decir que todo el mundo en el club tenía una opinión muy crecida de sí mismos cuando realmente solo era una mujer que vino y se puso a chipear porque le daba igual».

Su amago de perdón no tuvo el más mínimo efecto en un público local con ganas de revancha. Fue en esta jornada de movimiento cuando el desencuentro entre jugador y público vivió su capítulo más agrio, cuando Gillis tuvo que completar su hoyo 17, el más emblemático del campo, en medio de un unánime abucheo que no cesó ni cuando el jugador completaba su par. El momento fue grabado por uno de los presentes y subido a su cuenta de instagram, pero fue eliminado el lunes a última hora.

Uno de sus compañeros de circuito, Colt Knost, salió en su defensa al declarar ese mismo día que «la gente de Crestwood debería estar avergonzada por cómo han tratado a Gillis en el 17. Una absoluta falta de clase.», a lo que Gillis, ya con ánimo de zanjar el asunto, respondió: «me lo merecía. Vi a algunos socios al acabar la jornada y fueron geniales».

Desde el circuito, se intentó calmar la situación, desmarcándose de las declaraciones de Gillis y poniendo énfasis en que «no son en absoluto la representación del resto de jugadores y de la organización. Fue un comentario muy desafortunado».

Ya lo ven. Con permiso del 16 del TPC de Scottsdale, durante unos minutos, el 17 de Crestview se convirtió en el par 3 más ruidoso del mundo.

1 comentario a “Abucheos en el campo de golf”

  1. El 24 de junio de 2014 eparadinas ha dicho:

    Respondiendo a una macarrada con otra es algo habitual en otros deportes.

Deja un comentario

Si estás registrado, la publicación de tus comentarios será instantánea. Asegúrate de escribir correctamente tanto tu nombre de usuario como la dirección de correo electrónico que incluiste durante el registro.
Si no estás registrado, tus comentarios quedarán pendientes de moderación. Regístrate aquí.

Comentario: