Este sitio emplea cookies de Google para analizar el tráfico. Google recibe información sobre tu uso de este sitio web. Si utilizas este sitio web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies.

Zona Pro

Wyndham Championship: llegan las prisas al PGA Tour

Alfonso Martínez | 17 de agosto de 2011

Crónicas diarias

Primera jornada
Quinney y Gainey se adelantan en el Wyndham

Segunda jornada
Gainey se destaca en el Wyndham Championship

Tercera jornada
Webb Simpson hace valer su condición de local en el Wyndham

Jornada final
Webb Simpson se doctora en casa ganando el Wyndham

Logotipo del Wyndham ChampionshipUna vez culminada la temporada de majors y campeonatos de las series mundiales de golf en el calendario estadounidense, el PGA Tour se detiene en la localidad de Greensboro, Carolina del Norte, para ofrecer a sus miembros más rezagados la última oportunidad de ganarse el billete para el primero de los cuatro millonarios playoffs que decidirán el cuarto ganador de la FedEx Cup.

Con el Wyndham Championship se dará carpetazo a una fase regular de treinta y siete semanas y más de doscientos veintiocho millones de dólares en premios. Desde que el estadounidense Jonathan Byrd se encaramara fugazmente al liderato de una incipiente FedEx Cup tras la disputa del Hyundai Tournament of Champions a principios de año, han sido muchos los golfistas que han ocupado las distintas posiciones de privilegio de una clasificación general que el próximo domingo, 21 de agosto de 2011, se blindará a los ciento veinticinco primeros.

A diferencia de lo sucedido en los dos últimos años, Sergio García, el único jugador español en posesión de la tarjeta del PGA Tour, llega a esta cita con los deberes hechos y notablemente corregidos, y desde la atalaya de su quincuagésimo séptima posición en la FedEx Cup puede permitirse el lujo de ausentarse y descansar unos días antes de afrontar en el Plainfield Country Club de Edison, Nueva Jersey, el The Barclays, el primero de los cuatro torneos de los playoffs.

En 2009, el entonces cuarto jugador del ránking mundial se veía obligado a participar en el Wyndham Championship después de una irregular campaña estadounidense con tan solo un top ten (de campanillas, eso sí, en el The US Open Championship) y hundido en el centésimo vigesimoprimer puesto de la fase regular, demasiado castigo para un Sergio García que doce meses antes había firmado su mejor temporada como profesional tras adjudicarse el The Players Championship concluir tercero en una FedEx Cup que fue a parar al sólido fidjiano Vijay Singh y al fulgurante colombiano Camilo Villegas.

Si con su cuarta posición conseguía aplazar su eliminación estadounidense hasta el BMW Championship, en 2010 el corte fallado en el PGA Championship le hacía retirarse temporalmente del golf profesional y marcaba el punto más bajo de su ya relanzada carrera deportiva. Afortunadamente, todos estos fantasmas parecen haber quedado atrás, porque superados los dos primeros tercios del año, el borriolense conserva un historial de marcada regularidad (tres top ten, nueve top 30) y tan solo un lunar, su temprana despedida en el FedEx St. Jude Classic, la previa de un The US Open Championship donde firmaría el séptimo puesto.

No todo son luces para el golf inglés esta temporada (en la imagen, Paul Casey durante la primera jornada del PGA Championship)

No todo son luces para el golf inglés esta temporada (en la imagen, Paul Casey durante la primera jornada del PGA Championship)

Volviendo a la actualidad del torneo que nos ocupa, procedemos ahora a desgranaros los entresijos en forma de cálculos de un Wyndham Championship que otorgará 918.000 $ y 500 puntos de la FedEx Cup al sucesor del indio Arjun Atwal en un palmarés donde en tiempos del Greensboro Classic brillaron con luz propia nombres de la talla de Mark O’Meara (1996), Sandy Lyle (1986, 1988), Severiano Ballesteros (1978), Gary Player (1970), Sam Snead (ocho entorchados entre 1938 y 1965) o Byron Nelson (1941, 1945).

1. Comenzamos describiendo la distribución de puntos del torneo, de categoría regular: 500 (1º), 300 (2º), 190 (3º), 135 (4º), 110 (5º), 100 (6º) y 90 (7º). Desde la octava (85) a la decimotercera (60) plaza se restan cinco puntos por cada puesto descendido, mientras que desde la decimocuarta (57) en adelante se irá restando un dígito hasta el solitario punto que ofrece la septuagésima posición, la última que supera el corte.

Más información en este enlace de la web del PGA Tour.

2. Toca el turno de detenernos en los golfistas que en estos momentos estarían con un pie en el The Barclays pero que necesitan no fallar el corte antes de adentrarse en las distintas cábalas individuales, o lo que es lo mismo, aquéllos clasificados entre el puesto 115º y el 125º: Steve Flesch (352 ptos), Stuart Appelby (351), Josh Teater (349), Rodney Pampling (348), Steven Bowditch (347), Arjun Atwal (339), Heath Slocum (337), Matt Jones (328), David Mathis (326), Cameron Beckman (324) y Camilo Villegas (320).

Hay que dedicar especial atención al estadounidense Heath Slocum, ganador del The Barclays de 2009, y al colombiano Camilo Villegas, que lleva dos semanas aguantando en la cuerda floja y sabe que no puede permitirse faltar a un escenario donde en 2008 se adjudicó el BMW Championship y el The Tour Championship.

3. Batería de ilustres que han acudido a la reválida anticipada de la segunda quincena de agosto: el sudafricano Ernie Els (126º FedEx Cup, 3220 puntos), quien necesitará como mínimo de un top trece para desplazar a alguno de los situados en el alambre. Pádraig Harrington (130º, 316), nuevamente sumido en un mar de dudas tras cesar su colaboración con el escocés Bob Torrance, quien le recriminaba su interminable deseo de “mejorar” su swing. O finaliza entre los doce primeros o el triple majorista irlandés verá cumplido su “sueño” de participar en el Seve Trophy (nótese la ironía de su desplante en la maldita edición de 2007).

The Big Easy a punto de firmar su peor temporada en el PGA Tour

The Big Easy a punto de firmar su peor temporada en el PGA Tour

Los estadounidenses Ben Curtis, el Keegan Bradley del The Open Championship de 2003 (131º), Justin Leonard (142º, The Open Championship de 1997) y el inglés Paul Casey (¡¡¡17º del OWGR!!!) verán reducidas sus opciones al top ten de la clasificación final del Wyndham Championship, mientras que el argentino Ángel Cabrera (150º, The Masters Tournament de 2009) se deberá abonar al top 8.

Los suecos Henrik Stenson (179º, The Players Championship de 2009) y Richard S. Johnson (184º, Nordea Scandinavian Masters de 2010), el australiano Nathan Green (166º, RBC Canadian Open de 2009), y los estadounidenses Boo Weekley (154º, equipo estadounidense de la Ryder Cup de 2008), David Duval (168º, ex número uno del ránking mundial), Shaun Micheel (177º, PGA Championship de 2003), Todd Hamilton (192º, The Open Championship de 2004) y John Daly (199º) encabezan un nutrido grupo de aspirantes que se lanzarán a la consecución de un top 2.

¿El más difícil todavía? La oportunidad de soñar con el cheque de los diez millones de dólares al alcance de una victoria: Carl Paulson (243º), Skip Kendall (257º) y Jerod Turner (sin clasificación).

4. Golfistas que sencillamente han renunciado tras una campaña en el PGA Tour más que decepcionante: Tiger Woods (¿responderá positivamente a la llamada de Colin Montgomerie de disputar el Johnnie Walker Championship de la próxima semana en Escocia?), Alex Cejka (descansando para las Fall Series), Tim Clark (lesionado), Louis Oosthuizen (desencantando de su aventura estadounidense, a pesar de cumplir su sueño de visitar la factoría de John Deere en la víspera del The Open Championship).

5. Ajenos a esta lucha intestina por no caerse a primeras de cambio, una serie de jugadores han visto en el festival de birdies del Sedgefield Country Club una inmejorable oportunidad de acechar el top 30 de la FedEx Cup, el último umbral antes de la finalísima del The Tour Championship. Los estadounidenses Lucas Glover (38º, The US Open Championship de 2009), Jim Furyk (70º, vigente campeón de la FedEx Cup), Chad Campbell (75º, rydercupper en 2006), Ben Crane (83º, Farmers Insurance Open de 2010) y Davis Love III (capitán del equipo estadounidense de la Ryder Cup de 2012), el sueco Carl Pettersson (69º, RBC Canadian Open de 2010), el fidjiano Vijay Singh (42º, FedEx Cup de 2009) y el zimbabuense Brendon de Jonge (48º) son sus mejores exponentes.

Clasificaciones estadounidenses tras el PGA Championship

6. En una situación similar, Webb Simpson (12º, subcampeón en el Transitions Championship y el Zurich Classic of New Orleans de 2011), Bill Haas (15º, cuarto en el Wells Fargo Championship de 2011), Brandt Snedeker (18º, The Heritage de 2011) y Charles Howell III (28º) aspiran a un buen resultado que le deje el top ten de la FedEx Cup a tiro.

7. Cuarto en el pasado PGA Championship, segundo en el The Players Championship, ganador del Crowne Plaza Invitational at Colonial, la temporada regular de David Toms bien merece un liderato en la FedEx Cup. Una victoria en el Wyndham Championship, y esta plaza será suya al menos, hasta que se reinicien las hostilidades en el The Barclays.

8. Durante las dos primeras jornadas, los emparejamientos más destacados serán los formados por el sudafricano Retief Goosen, Anthony Kim (necesitados de mejorar su 105ª y 91ª posiciones, respectivamente) y Johnson Wagner; el del surcoreano Kyung Tae Kim (20º OWGR, por el momento no ha seguido los pasos de su compañero de fatigas en el Japan Tour, el nipón Ryo Ishikawa, y no se ha hecho “special member” del PGA Tour), Carl Petterson y Pat Perez; el de Henrik Stenson, Derek Lamely (Puerto Rico Open de 2010) y Rocco Mediate (víctima de Tiger Woods en el playoff del The US Open Championship de 2009); o el de Paul Casey, Pádraig Harrington y Justin Leonard.

Además, Ernie Els compartirá fatigas con Camilo Villegas y Cameron Beckman; Heath Slocum con Jason Bohn y el ganador del The Masters Tournament de 2008, el sudafricano Trevor Immelman; Lucas Glover con Jim Furyk y Vijay Singh; Ángel Cabrera con el australiano Stuart Appelby (top 2 o nada) y Arjun Atwal… e Ian Poulter con Ben Crane y Chris Kirk, en un intento de mejorar su centésimo séptima posición en la FedEx Cup de cara al Deutsche Bank Championship, el segundo de los playoffs de la FedEx Cup.

9. Para terminar (esta semana nos “comemos” las últimas tres claves, en nuestras particulares rebajas), debemos mencionar que el patrocinador, el gigante hotelero Wyndham, está más que conforme con la consolidación del torneo como la última parada de la fase regular, a pesar de su asfixiante emplazamiento una semana después de la dupla Bridgestone PGA Championship y una antes del The Barclays. En una nota de prensa hecha pública por el PGA Tour, Wyndham ha renovado sus derechos hasta 2016. ¿Quién dijo crisis?

Pádraig Harrington no termina de encontrarse cómodo con su swing

Pádraig Harrington no termina de encontrarse cómodo con su swing

PD: Si queréis bucear un poco en la historia de este torneo, os invitamos a que releáis el artículo que escribimos el año pasado al respecto: http://www.cronicagolf.com/lxxi-wyndham-championship-pga-tour/

Deja un comentario

Si estás registrado, la publicación de tus comentarios será instantánea. Asegúrate de escribir correctamente tanto tu nombre de usuario como la dirección de correo electrónico que incluiste durante el registro.
Si no estás registrado, tus comentarios quedarán pendientes de moderación. Regístrate aquí.

Comentario: