Este sitio emplea cookies de Google para analizar el tráfico. Google recibe información sobre tu uso de este sitio web. Si utilizas este sitio web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies.

Zona Pro

Rory McIlroy le birla la triple corona a Adam Scott

Redacción | 01 de diciembre de 2013

Todo estaba listo en las antípodas para celebrar un nuevo triunfo de Adam Scott, la ansiada triple corona (PGA, Masters y Open de Australia) solo conseguida hasta la fecha por Robert Allenby en una misma temporada. El campeón del Masters 2013 partía con cuatro golpes de ventaja sobre Rory McIlroy, su principal rival, y su rendimiento en las últimas semanas hacían que pareciera invulnerable.

Pero más de uno se habrá acordado de su colapso en Royal Lytham ante Ernie Els en el Open de 2012 al repasar mentalmente la evolución de los últimos hoyos del torneo. McIlroy hizo su trabajo y llegó pisando los talones al australiano, después de una gran vuelta en el Emirates Australian Open en la que fue erosionando poco a poco su desventaja, pero Scott se dejó en los tres últimos hoyos un triunfo que llevaba trabajándose cuatro días.

En el hoyo 16, mientras McIlroy encontraba el búnker frontal de este par 5 con su segundo golpe, Adam Scott (que mantenía un golpe de ventaja) se dejaba una razonable opción de eagle… que desperdiciaba poco después con tres putts. En el 17, McIlroy volvía a encontrar problemas y se veía obligado a salvar un par complicado, mientras Scott volvía a enfrentarse a un putt para birdie relativamente claro, que se le volvía a escapar. Y a modo de final profético, en el último hoyo McIlroy aprovechó dos golpes impecables para dejarse una buena oportunidad de birdie, mientras Scott se complicaba la vida yéndose a una zona de escape pasado green. Bogey para el australiano, birdie para el norirlandés y torneo decidido, aunque McIlroy reconocía su buena suerte.

«El final ha sido una pena. Scott tuvo un par de oportunidades para separarse en el 16 y el 17. Creía haber echado a perder mis opciones al meter mi segundo golpe en el 16 en el búnker y no haber hecho birdie, y luego en el 17 Scotty la dejó cerca para birdie pero no lo consiguió. Me mantuve paciente, ya que sabía que en este campo puede pasar de todo. Si pones la bola en un sitio complicado como Adam en el 18, estas cosas pasan. Por suerte, metí el putt cuando lo necesitaba», explicaba McIlroy.

Sin duda, la victoria ante el campeón del Masters servirá de bálsamo para un Rory McIlroy que se ha visto afectado por problemas en distintos frentes a lo largo de la temporada. Errático en el campo de golf y con muchos problemas extradeportivos (empezando por la ruptura con su agencia de representación), McIlroy perdía durante el año el número 1 del mundo y necesitaba un punto de apoyo sobre el que basar su regreso. El triunfo en el Emirates Australian Open puede ser ese punto de inflexión para su carrera.

Por otro lado, en este Abierto de Australia no solo se decidía el título, sino que también estaban en juego las tres primeras plazas para el Open Championship de 2014 después de que el R&A cambiara el método de clasificación. John Senden, un clásico del golf australiano, se ha ganado una plaza junto a Bryden MacPherson (que ya jugó la edición del año pasado gracias a su triunfo en el British Amateur) y Rhein Gibson, que asombró al mundo con un 55 en una pachanga el año pasado.

Resultados completos

Deja un comentario

Si estás registrado, la publicación de tus comentarios será instantánea. Asegúrate de escribir correctamente tanto tu nombre de usuario como la dirección de correo electrónico que incluiste durante el registro.
Si no estás registrado, tus comentarios quedarán pendientes de moderación. Regístrate aquí.

Comentario: