Este sitio emplea cookies de Google para analizar el tráfico. Google recibe información sobre tu uso de este sitio web. Si utilizas este sitio web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies.

Zona Pro

Nacho Elvira: «El año pasado me aportó saber estar en un campo de golf»

Redacción | 25 de abril de 2015

Nacho Elvira, durante la cuarta jornada del Challenge de Madrid (foto de Luis Corralo)

Nacho Elvira afrontaba (y sigue afrontando) un complicado dilema en su tercera temporada como profesional. Después de ganar el Foshan Open en 2013 y ascender brillantemente a la primera división europa, 2014 fue un año difícil. El cántabro era uno de los jugadores más regulares del circuito, un habitual de los fines de semana, pero ni así consiguió salvar la tarjeta. Se presentaba en 2015 con cambios en su preparación y un planteamiento ambicioso que tal vez ahora deba retocar gracias a su victoria en el Challenge de Madrid celebrado en El Encín. Nacho Elvira nos lo explica poco después de recoger el trofeo.

Si su primera victoria en el Challenge Tour llegaba «sobre la bocina» y le permitía encadenar una magnífica racha de resultados a final de la temporada 2013 que le llevaría hasta el European Tour, esta llega en circunstancias completamente distintas, en su primera aparición en el Challenge Tour este año después de aprovechar las opciones que se le han presentado de jugar en el Circuito Europeo.

«Visto así, claro que es curioso. Es interesante, porque nos habíamos quitado de Kenia [primera prueba del calendario del Challenge Tour] para preparar bien las semanas que vienen ahora. Quería jugar bien aquí, quiero jugar bien el Open de España y parece que nos ha ido bien. Habiendo ganado aquí la perspectiva cambia un poco y hay que ver si sigo jugando el European Tour o me centro en el Challenge. Me he dado como plazo hasta junio para ver cómo voy en los dos y luego decidir», explicaba el campeón. «Los primeros torneos he tenido la suerte de entrar. Alguno ha ido bien, alguno regular, buenas sensaciones en general, pero este ha sido el primer torneo del Challenge y ha salido bien. A ver qué depara el futuro».

Elvira vivió el año pasado una circunstancia casi inédita, ya que se quedó sin tarjeta pese a terminar la temporada con nueve cortes superados de manera consecutiva, una de las mejores marcas de todo el circuito. Evidentemente, durante la pretemporada su equipo y él han buscado la causa de esta flagrante contradicción.

«Pasé 21 cortes el año pasado y fallar la carta pasando 21 cortes… Algo pasaba los fines de semana que no me dejaba acercarme a los puestos de cabeza. Hablé mucho con Pepín Rivero y con Edu, mis entrenadores, para buscar una solución y pensamos que había que entrenar un poco más el aspecto físico. Igual no aguantaba bien siete días de torneo o tantas semanas seguidas, y quieras que no los fines de semana los afrontaba cansado. Hemos cambiado el entrenamiento físico, la nutrición y algún aspecto más que a la larga me va a venir bien», explica.

Pese a todo, el cántabro saca una lectura positiva y nada traumática de lo ocurrido. Lejos de desesperarse por estar llamando a la puerta de un buen resultado en 2014 y quedarse siempre en el «casi», Elvira tiene claro que todo lo vivido le ha servido para convertirse en mejor jugador.

«El año pasado me aportó muchísima experiencia. Yo lo llamaría ‘saber estar’ en un campo de golf. El hecho de pasar un corte y jugar el fin de semana en el Tour Europeo mucha gente lo infravalora, pero yo lo cogí mucho respeto, sobre todo a final de año. No basta con pasar el corte y pensar que ya está hecho, sino pasar el corte y seguir empujando hasta quedar en posiciones de arriba. Pasando 21 cortes no aguantas la tarjeta; tienes que jugar bien muchas semanas seguidas. Pensando de esa manera y con un poco de respeto hemos hecho las cosas correctas para poder aguantar mejor los fines de semana», remata el español.

Ahora, la victoria en Madrid le mete en un pequeño lío que posiblemente le obligue a ajustar su planteamiento inicial y retocar el calendario. Huelga decir que no es el peor problema al que se enfrenta.

«Todo lío, si es por victoria, es bienvenido siempre. Sí es verdad que puedo replantearme si jugar el Challenge o dejar el Tour un poco más de lado, pero todo lo que pueda jugar del Tour me va a seguir dando experiencia y voy a seguir aprendiendo como jugador. ¿Que voy a jugar más pruebas del Challenge? Por supuesto. ¿Más de las que tenía pensadas? También. Pero el Open de España va a ser sí o sí y luego intentaré jugar otros del Circuito Europeo que se pongan a tiro», concluye Elvira, que seguramente cambie la prueba de Mauricio de dentro de quince días por el Challenge de Turquía, otra oportunidad de afianzar su gran comienzo en el circuito y dejarse los deberes hechos para cuando surjan más opciones de acudir al European Tour.

Deja un comentario

Si estás registrado, la publicación de tus comentarios será instantánea. Asegúrate de escribir correctamente tanto tu nombre de usuario como la dirección de correo electrónico que incluiste durante el registro.
Si no estás registrado, tus comentarios quedarán pendientes de moderación. Regístrate aquí.

Comentario: