The Master by Decathlon

El Jordan Spieth que no conocemos

Óscar Díaz | 13 de abril de 2015

El triunfo de Jordan Spieth ha generado un comprensible revuelo entre la afición, que no ha tardado en recurrir a sus fuentes preferidas de información para saber algo más de este joven texano de 21 años que ha asombrado con su victoria en el Masters de Augusta 2015. Repasamos aquí algunos de los aspectos menos conocidos de su vida.

• Su nombre completo es Jordan Alexander Spieth. El apellido Spieth procede de la palabra “späth” del alto alemán medio, antepasado del alemán moderno, y significa “tarde”, con lo que probablemente se aplicara en principio a alguien de maneras relajadas y acabara convertido en apodo. Curiosamente, Jordan Spieth no destaca por su velocidad a la hora de jugar, aunque una vez puesto en marcha su mecánica de ejecución es rápida.

• Es el primero de su familia que juega al golf. Su padre Shawn jugó al béisbol en la universidad y su madre, Chris, al baloncesto, mientras que su hermano Steven siguió los pasos de su madre y es escolta en el equipo de baloncesto la universidad de Brown. Su madre le compró unos palos de plástico de niño para que estuviera entretenido y de ahí nació su pasión por el golf.

• Considera que su hermana Ellie, aquejada de un trastorno neurológico similar al autismo, es su heroína. “Ellie es lo mejor que le ha ocurrido a nuestra familia. Ayuda a poner todo en perspectiva y me hace ver la suerte que tengo al jugar en el circuito y competir con estos chicos. Ella tiene todo el mérito”, declaraba en julio de 2014. Spieth ha puesto en marcha una fundación benéfica, The Jordan Spieth Family Foundation, para atender las necesidades de chavales como Ellie y el año pasado organizó la edición inaugural del The Spieth Shootout & Charity Concert, un torneo que sirve para recaudar fondos y reunir a los amigos del texano.

• Spieth tenía solo cuatro años cuando Tiger Woods consiguió su primer Masters en 1997, justo la edición en que el californiano batió el récord de anotación del torneo que ha igualado este año el texano (270 golpes).

• El texano sale con Annie Verrett, su novia del instituto, y es aficionado a la pesca, el baloncesto, el fútbol americano (es fan de los Cowboys de Dallas) y la música country. Es muy amigo del músico Jake Owen, con quien jugó el AT&T Pebble Beach National Pro-Am y a quien implicó en su iniciativa benéfica.

• A los 14 años, cuando jugaba en el instituto Jesuit High School de Dallas, declaró que ganaría el Masters.

• Disfrutó de una laureadísima carrera como amateur, con dos triunfos en el US Junior Amateur (es el único junto a Tiger en ganar el torneo en más de una ocasión). Alcanzó el número uno del mundo amateur, formó parte del equipo estadounidense de la Walker Cup ganando 2,5 puntos sobre tres posibles y jugó en dos Junior Ryder Cup con un espectacular registro de seis puntos en seis partidos. Además, ganó el título de la NCAA (y tres torneos individuales) con la Universidad de Texas.

• Curiosamente, la Universidad de Texas, su alma mater, jugaba esta semana el Western Intercollegiate en el campo de Pasatiempo, otro magnífico diseño de Alister Mackenzie, arquitecto de Augusta. Spieth dejó la universidad en su segundo año para pasarse a profesional, y habría acabado sus estudios en esta temporada. “¿No te alegras de no estar en Pasatiempo en lugar de estar aquí?”, bromeaba su caddie, Michael Greller, al respecto durante este Masters.

• Su entrenador desde los doce años es el australiano Cameron McCormick, que se ocupa de todos los aspectos de su juego (swing, putt, juego corto, psicología, etc.). McCormick convenció a Spieth para que viera mundo y jugara fuera de Estados Unidos con frecuencia, y le llevó a disputar el pasado Emirates Australian Open, que Spieth identifica como punto de inflexión en su carrera al lograr un espectacular triunfo ante los que en aquel entonces eran números 1 y 2 del mundo, Rory McIlroy y Adam Scott. En aquel torneo, Spieth asombró con un gran 63 y Rory dejó clara su admiración por el texano con un elogioso tuit en el que decía: “Si hoy me dan otras cien vueltas en The Australian (sede del torneo) ni habría olido el 63. ¡Enhorabuena, @JordanSpieth! ¡Muy impresionante!”.

Poco después, durante la primera semana de diciembre, Spieth destrozaba a sus rivales en el torneo de Tiger, el Hero World Challenge, y sacaba diez golpes al segundo, Henrik Stenson.

• Su caddie, Michael Greller, fue durante diez años profesor de ciencias y matemáticas de sexto curso en la Narrows View Intermediate School de University Place. La primera vez que le llevó la bolsa a Spieth, en el US Junior Amateur de 2011 celebrado en Gold Mountain, se equivocó en darle la distancia a bandera en su primer hoyo. Spieth y Greller salían por el hoyo 10 y el caddie le dio al jugador la distancia a bandera del hoyo uno. Curiosamente, la mujer de Greller se llama Ellie, igual que la hermana de Spieth.

• Gracias a su deslumbrante trayectoria como profesional, Spieth recibió una invitación para jugar el HP Byron Nelson Championship en 2010, la primera concedida a un amateur desde que Trip Kuehne la consiguiera en 1995. Justin Leonard y Tiger Woods (otra vez Tiger se cruza en la vida de Spieth) recibieron esa misma distición en 1993.

• Está en boca de todos la madurez que demuestra pese a su juventud. En la rueda de prensa del Quicken Loans National de 2014, le dijeron que se comportaba como si llevara quince años en el circuito. La respuesta hizo que las carcajadas estallaran en la sala de prensa.

“Es que mi certificado de nacimiento está mal. Me estoy quedando calvo y salta a la vista que soy más viejo”. Su amigo Eric Leyendecker aprovecha la incipiente calvicie de Spieth para tomarle el pelo… aunque quizá estas palabras no sean las más adecuadas. “Llevamos tiempo intentando que le patrocine Bosley”, refiriéndose a la empresa conocida por sus trasplantes de cabello.

• Ben Crenshaw afirma que cuando conoció a Jordan Spieth le recordó de inmediato a Wyatt Earp, el legendario sheriff que sobrevivió al O.K. Corral. Es de los pocos que se sale del ámbito del golf al emplear comparaciones, y la mayoría de los analistas están centrados en diseccionar la trayectoria de Spieth y ponerla al lado de la de Tiger Woods.

• Jordan Spieth exhibe un swing equilibrado, rítmico y preciso, pero esconde una curiosa peculiaridad en el grip. En lugar de montar el meñique de su mano derecha encima del índice de la izquierda o entrelazarlos, Spieth hace que el índice de la izquierda monte sobre su mano derecha y se entrelace con su meñique derecho.

• Zach Johnson, gran amigo de Spieth, fue el primer jugador que se fundió en un abrazo con el texano antes de que este entrara en la cabaña de Augusta National para firmar su tarjeta final. Curiosamente, Spieth arrebató a Johnson el título en su primera victoria como profesional, el John Deere Classic de 2013, en un desempate forzado por esta espectacular salida de búnker.

• Los analistas estiman que, con el triunfo en el Masters, Jordan Spieth triplicará este año los ingresos por patrocinios y alcanzará los 25 millones anuales por este concepto. Spieth está patrocinado por Under Armour, AT&T, Titleist, Rolex, NetJets, Perfect Sense Digital y SuperStroke Grips. La marca de ropa y material deportivo Under Armour convirtió a Spieth en su abanderado después de que se frustrase la oferta de patrocinio que presentaron a Rory McIlroy y no tardaron en convertir su compromiso inicial por cuatro años en un contrato por diez años por una cantidad que se desconoce pero que cuenta con notables incentivos por rendimiento. Spieth viste Under Armour de pies a cabeza y el domingo llevaba dieciséis logotipos suyos encima (tres en la gorra, tres en el polo, uno en los pantalones, uno en el cinturón y ocho en los zapatos).

• Con la bolsa del Masters (1,8 millones de dólares), Spieth ya acumula más de cinco millones de ganancias este año, de los que 4,1 los ha ganado en el último mes (en el que lleva dos victorias y dos segundos puestos).

1 comentario a “El Jordan Spieth que no conocemos”

  1. El 16 de abril de 2015 Rosenthal Ricardo ha dicho:

    Soy un golfista de 67años y me siento reconfortado de poder ver a un fenómeno de este hermoso deporte, pero mejor me siento al ver a un muchacho de 21 años, con unos sentimientos y un corazón de oro. Tenés todo por delante disfrútalo, pero no olvides que todo concluye menos tu hombría de bien. Gracias por todo lo que nos vas a deleitar con tu juego….Siempre adelante y todo lo mejor para vos.

Deja un comentario

Si estás registrado, la publicación de tus comentarios será instantánea. Asegúrate de escribir correctamente tanto tu nombre de usuario como la dirección de correo electrónico que incluiste durante el registro.
Si no estás registrado, tus comentarios quedarán pendientes de moderación. Regístrate aquí.

Comentario: