Este sitio emplea cookies de Google para analizar el tráfico. Google recibe información sobre tu uso de este sitio web. Si utilizas este sitio web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies.

Zona Pro

El día de los regresos

Enrique Soto | 02 de marzo de 2014

El mismo día en que Paula Creamer consiguió su primera victoria desde el US Women’s Open de 2010, Ross Fisher salió de una situación que ha dejado las carreras de muchos grandes jugadores sumidas en la mediocridad. “Ryder Cupitis”, la denominó él ayer. Tras alcanzar la convocatoria con Europa en Celtic Manor en 2010, el inglés se había sumido en una racha de cuatro años sin triunfos, en los que los majors e incluso los torneos más importantes del European Tour parecían citas ajenas a su talento. Una falta de confianza y un camino equivocado en su regreso a la élite fueron los causantes de que su progresión como profesional se paralizara. Esa historia ha vivido hoy su fin en Sudáfrica, en el Tshwane Open.

Cinco impactos de ventaja y dieciocho hoyos por delante parecían suficientes como para Ross se proclamara prácticamente como campeón el sábado. Estaba eufórico, sabedor de que su tercera vuelta, de 67 golpes, suponía un golpe encima de la mesa de la competición. “Siento que estoy jugando tan bien como nunca”, dijo, mientras comparaba su pasado con el de Lee Westwood, otro hombre que pasó por momentos complicados a lo largo de su carrera. La principal diferencia es que él todavía tenía que cerrar el torneo, sobreponerse a sus fantasmas y bloquear los probables ataques de Michael Hoey y Simon Dyson, que esperan expectantes cómo respondería.

Y no fue fácil, ni siquiera a pesar de esa considerable ventaja. Fisher firmó un birdie en el uno, un bogey en el tres y de nuevo un acierto en el siete. El golf control que debía de desplegar estaba dando sus frutos, pero mientras él navegaba al ritmo del par del Copperfield Golf & Country Estate sus perseguidores se le habían subido a la espalda. Allí se había presentado Carlos del Moral, un jugador que hace poco estaba luchando por mantener la tarjeta y que gracias a su victoria en la Escuela de Clasificación del Circuito Europeo ha visto cómo su juego se elevaba a un listón superior. Todas las dudas que mantuvo a lo largo del 2013 se fueron despejando hoy a fuerza de birdies, como los tres que consiguió en los primeros nueve o los otros que firmó en el once y en el doce en Sudáfrica.

Era el día de los regresos. Creamer saltaba de alegría en Singapur tras vencer a Azahara, Fisher se consolidaba como el hombre a batir en Centurion y Carlos se reencontraba con el tipo de jugador que quería ser hace unos meses. Cuando consiguió otro acierto en el quince y alcanzaba el menos cinco en el día (menos diecisiete en el acumulado), estaba a solo dos impactos del liderato en la clasificación. Parecían otros hombres distintos, en sus mejores etapas como profesionales. Fue entonces cuando la lógica se impuso en el Tshwane Open. Ross alcanzó de dos golpes el green del quince y metió un putt para eagle que dejaba el torneo como empezó el domingo por la mañana, sentenciado. Ni siquiera un bogey en el 18 le impidió conseguir su primera victoria en cuatro años, pero sobre todo le alzaba hasta una posición en el Ranking Mundial muy cercana a la que señaló ayer como su objetivo: sexagésimo séptimo.

“Estoy encantado de haber la cruzado la línea”, declaró. “Tenía en la cabeza bajar de los setenta golpes y casi lo consigo”. Ganó con tres impactos de ventaja sobre Michael Hoey y Danie Van Tonder, que firmó la mejor vuelta del día con menos seis. Carlos, con un bogey en el diecisiete, se quedó cuarto en solitario, quizá con la sensación de que había dejado algo en el camino. La realidad, sin embargo, es que ha dado un salto de gigante para asegurar la tarjeta de cara al 2015, el objetivo de toda una temporada. Los doscientos mil euros que suelen marcar esa barrera están más cerca que nunca.

Nacho Elvira finalizó vigésimo noveno con menos cinco, mientras que Alejandro Cañizares fue sexagésimo sexto con más tres.

Resultados completos

Deja un comentario

Si estás registrado, la publicación de tus comentarios será instantánea. Asegúrate de escribir correctamente tanto tu nombre de usuario como la dirección de correo electrónico que incluiste durante el registro.
Si no estás registrado, tus comentarios quedarán pendientes de moderación. Regístrate aquí.

Comentario: